LMNeuquen alimentaria

Soledad Barruti: "Vicentín no es soberanía alimentaria"

La autora de Malcomidos y Mala Leche lanza Bocado, una red de comunicación junto a periodistas del continente poniendo en jaque el sistema alimentario.

Bocado es una red de profesionales con perspectiva científica y en derechos humanos que se dedican a temas vinculados a los sistemas alimentarios y territoriales. Soledad Barruti, su directora, presenta el proyecto en sociedad: "Enfocamos en la cultura alimentaria, la salud relacionada a la alimentación, los problemas ambientales relacionados a la producción y todos esos temas que yo vengo trabajando en mis libros y que forman el eje de mi trabajo pero armados con perspectiva latinoamericana".

En una parte de el editorial que lleva la firma de Barruti y Joao Peres, destacado periodista y referente de la investigación alimentaria, se sintetiza un dato que está sucediendo y se potencia en este contexto de pandemia: "Según datos de la consultora internacional Nielsen, desde que el coronavirus empezó a extenderse en Argentina, la venta de postres congelados aumentó un 860% y la carne en lata 184%. En Perú aumentó 405% el pescado congelado y 203% el enlatado. En Brasil el consumo de pan industrializado subió un 52% y el de salchicha ahumada 16%. En México las ventas en líneas de los principales supermercados subieron un 74%, en Argentina otro tanto; Brasil, anunciaron públicamente los CEOs de las grandes cadenas, vive cada día como si fuera la previa de la Navidad".

Bocado es una agencia de información a la que se puede acceder vía web y en la que se cuenta la realidad de diferentes partes del continente.

Alimentos secos y procesados en Honduras
Bocado.lat

Bocado.lat

Barruti, con dos libros potentes en su haber (Mala Leche y Malcomidos, Ed. Planeta), es una de las referente de investigación en nuestro país. Su trabajo desnudó un sistema de producción agrotóxico relacionada a las grandes corporaciones alimenticias que deciden la dieta de miles de habitantes avalados por periodistas, nutricionistas, animadores, sectores agrícolas y establishment político; todos de grandes tentáculos y bolsillos.

barrutti libros.png
Los últimos libros de Barruti

Los últimos libros de Barruti

Bocado

Además de Barruti y Peres, Bocado esta conformada por Paula Mónaco Felipe, Miguel Tovar,Mike Arista, Moriti Neto, Tatiana Merlino y Denise Matsumoto. Diferentes medios independientes de América Latina mantienen sinergia la agencia. En Argentina Anfibia, en México Pié de Página, en Perú OjoPúblico, en Honduras Contracorriente y en Brasil O Joio e O Trigo, dirigida por João Peres. Las crónicas e investigaciones están disponibles en Español, Portugués e Inglés.

soledad barruti 00.jpg

"Todos tenemos el mismo problema. Hay un puñado de corporaciones con el interés férreo en hacer crecer sus negocios en nuestra nación. Latinoamérica es la tierra prometida para todas las grandes empresas que venden productos alimenticios. Lo hacen desplazando la cultura alimentaria tradicional que es muy rica, muy variada, muy relacionada con las costumbres campesinas, con los territorios, con aquellos que producen en los distintos lugares no solo manteniendo una forma de vida sino que también cuidando la naturaleza", dijo Barruti.

"Todo eso queda destruido en la medida en la que avanza una forma de comer que no se puede reflejar en esos territorios, que termina destruyendo y adaptando el territorio a las necesidades del mercado. En toda Latinoamérica se está viendo una deforestación bestial, en una de las investigaciones que armamos vemos que avanza la deforestación y avanza la frontera agropecuaria. En Argentina deforestamos en lo que va de cuarentena una superficie similar a media capital federal. 200 hectáreas por día de bosques nativos. En Brasil ocurre lo mismo donde hubo una deforestación récord de El Amazonas en un 64% más que en mismo periodo del año pasado. Son las mismas empresas manejándose de la misma manera, buscando el mismo objetivo y consiguiéndolo. Latinoamérica es la región en este momento que está creciendo más en pandemias evitables como diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares; hay diferentes tipos de cáncer relacionados con la alimentación, que no paran de crecer y tiene que ver con esto, con adoptar una forma de comer que lejos de alimentarnos nos está enfermando cada vez más", agregó.

Incendios en humedales del delta del Paraná
Incendios en humedales del delta del Paraná

Incendios en humedales del delta del Paraná

Soberanía alimentaria no es Vicentín

Cuando el gobierno de Alberto Fernández anunció la intervención de la cerealera Vicentín por parte del estado dejando al desnudo las maniobras fraudulentas y en perjuicio de la nación que tenía la empresa en su haber, muchas personas salieron a festejar gritando a viva voz una definición que para una gran parte del sector trabajador agrícola no refleja exactamente su verdadero significado: soberanía alimentaria.

"Hay que definir adecuadamente Soberanía Alimentaria. Es la capacidad de un pueblo, de una sociedad, de una nación en producir alimentos para alimentarse adecuadamente primero a sí misma y luego tal vez exportar los remanentes o generar negocios alrededor de estos. No hay soberanía alimentaria en un país donde no se alimenten a las personas adecuadamente. Si existiera un cambio de hábito alimentario cotidiano en la población y se comenzaran a comer los cinco vegetales adecuados que fomenta el Ministerio de Salud para estar saludable no se podría porque no existe la capacidad de producción en este momento. Las tierras están ocupadas en ese tipo de productos que después terminan en empresas como Vicentín que son exportadoras de cereales que van ocupando nuestras tierras y entonces no se pueden producir los alimentos que necesitamos para estar saludables. Y tampoco son tierras que terminan dando trabajo a una gran cantidad de personas. Ahora es cierto que si ese tipo de empresas termina estando en manos de privados cuando manejan el núcleo más importante tanto cuantitativa, como masivamente de la producción de alimentos, ahí estamos en un problema. Si son privados van a terminar rigiendo una serie politicas y dinámicas que nos terminan dejando afuera", opinó Barruti.

"Está muy bien que el estado tome postura frente a una empresa que viene haciendo unos manejos fraudulentos enormes haciéndonos perder un montón de dinero sideral se quede con Vicentín. Eso no es igual a Soberanía alimentaria. Son dos cosas diferentes y dos debates que hay que dar. Como también hay que dar el debate de los empresarios que cuentan con una gran cantidad de tierras privadas y que hacen en esas tierras lo que quieren, cuando el agua es una sola, el aire es uno solo y lo están destruyendo en pos de sus negocios privados. Tenemos que volver a hablar de nuestros bienes comunes. Tenemos que volver a hablar de los derechos humanos ,de todas las personas a habitar un ambiente sano, acceder a el agua limpia, segura y gratuita. Todo ese tipo de debates tienen que ver con la soberanía alimentaria y no se están dando lamentablemente como tampoco se está dando una producción alimentaria que nos pueda alimentar a todos", concluyó.

barruti desmontes humedales aire de santa fe.jpg
Desmonte de humedales en el norte argentino en plena pandemia

Desmonte de humedales en el norte argentino en plena pandemia

Lo más leído

¿Qué te pareció esta noticia?

63.74269005848% Me interesa
12.865497076023% Me gusta
2.9239766081871% Me da igual
4.093567251462% Me aburre
16.374269005848% Me indigna

Dejá tu comentario