Su novia lo dejó y la mató

La joven se había enterado de que era un delincuente sexual.

Estados Unidos

Lauren McCluskey, una atleta del equipo de la Universidad de Utah, fue asesinada a tiros en un auto frente a la residencia del campus. El sospechoso, Melvin Rowland, de 37 años, previamente identificado como delincuente sexual, fue encontrado más tarde muerto de una herida de bala que él mismo se disparó dentro de una iglesia cerca del centro de Salt Lake City.

En una declaración publicada al día siguiente de los hechos, la madre de McCluskey, Jill, describió los últimos momentos de su hija. “Anoche, poco antes de las 9, regresaba de clases al dormitorio universitario mientras me hablaba por teléfono”, recordó. “De repente la oí gritar ‘¡No, no, no!’. Pensé que había tenido un accidente de auto. Eso fue lo último que supe de ella. Mi esposo llamó a la policía. Mantuve la línea abierta y en pocos segundos, una joven levantó el teléfono y dijo que todas las cosas de Lauren estaban en el suelo”.

Te puede interesar...

Jill McCluskey también dijo que su hija “había salido previamente con su asesino durante aproximadamente un mes”, pero había terminado la relación el 9 de octubre tras enterarse de los antecedentes penales de Rowland. McCluskey también afirmó que Rowland acosó a su hija después de la ruptura.

“Le mintió sobre su nombre, su edad y su historial criminal”, comentó en el comunicado obtenido por Shara Park de KSL-TV. “Un amigo informó a Lauren sobre el historial criminal, y ella terminó la relación con su asesino el 9 de octubre de 2018. Ella bloqueó los números de teléfono de él y sus amigos y denunció ante la policía de la Universidad de Utah que estaba siendo acosada”.

Lauren, estudiante de último año de Pullman (Washington), que se especializaba en comunicaciones, competía en el pentatlón y el heptatlón. De acuerdo con la historia de su equipo, ella ocupaba el décimo lugar en Utah en pentatlón (3,181 puntos) y había sido distinguida con una mención honorífica en 2017. Su madre dijo que iba a graduarse en mayo y tenía un alto promedio en sus calificaciones.

Según el registro de delincuentes sexuales de Utah, Rowland fue declarado culpable de incitar a una menor y de un intento de abuso sexual. Ambos delitos fueron cometidos en 2014.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído