También YPF quiere hacer el nuevo gasoducto

La empresa y Pampa acercan posturas para incursionar en esa obra.

YPF también quiere ser protagonista en el desarrollo de la obra del nuevo gasoducto troncal que partirá de Vaca Muerta hacia San Nicolás. De este modo, se suma a las aspiraciones del grupo Techint de ser parte central en la construcción de este nuevo ducto para garantizaría el transporte del gas producido en Neuquén, en un contexto de posibles restricciones, sobre todo a futuro.

De acuerdo con lo que pudo confirmar +e, la empresa nacionalizada comenzó a hablar con Pampa Energía, para buscar alternativas de financiamiento que le permitieran incursionar en la construcción, también sumando a otros sectores del sector petrolero.

Esta semana, el gobierno nacional, a través del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, trató de confirmar el financiamiento de un organismo crediticio de ese país. Es una alternativa que se había habilitado durante la realización en Buenos Aires de la reunión del G20. En ese entonces, la OPIC, una agencia gubernamental norteamericana había anticipado que podría ser parte del financiamiento de la obra. Ahora, el gobierno nacional evalúa la utilización de fondos de la Anses, para desarrollar esta obra que permitiría otra alternativa para el gas de Vaca Muerta, que en un contexto de creciente producción necesita de nuevos mercados.

La obra permitiría garantizar otra salida ante el cuello de botella del gas para Vaca Muerta.

Además, este nuevo ducto podría llevar gas y conectar todo el entramado residencial sin acceso, pero al mismo tiempo sería una herramienta nueva para las exportaciones.

Las ventas al exterior son una alternativa que comenzó a habilitarse en el segundo semestre de 2018. Las proyecciones de crecimiento (Neuquén llegó a los 70 millones de metros cúbicos en enero pasado) plantean la necesidad de construir esos nuevos ductos que permitirán afianzar la senda exportadora, la opción que en rigor es la apuesta fuerte para el desarrollo de Vaca Muerta: la generación de gas natural licuado y el posterior transporte en buques metaneros.

Claro que todo esto ocurre en un contexto en el que las principales potencias productoras, como Estados Unidos, tienen una gran ventaja en este segmento del mercado. Pero, al mismo tiempo, hay países que requerirán del recurso durante décadas. Según los principales analistas del sector, Asia, con China y Japón a la cabeza, seguirán demandando del fluido de otras partes del mundo para abastecerse. Ahí Neuquén tiene una chance como pocas veces antes con sus recursos.

LEÉ MÁS

El crudo se va para arriba

Avanza el plan del nuevo gasoducto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario