Tensión: testigos y fiscal llegan al juicio amenazados

Arranca hoy. Es por el crimen de Fernanda Pereyra en Rincón.

Neuquén.- Con testigos y una fiscal amenazados, hoy arranca el maratónico juicio por jurados por el aberrante crimen de Fernanda Pereyra, la joven de Rincón de los Sauces que fue asesinada a puñaladas y luego quemada estando embarazada de siete meses. Hay cuatro hombres acusados como coautores y una mujer como partícipe secundaria.

El crimen ocurrió el 20 de julio de 2017 y la trama que lo rodeó estuvo vinculada a la actividad narco y a la paternidad de la criatura. Por este aberrante homicidio se detuvo y dejó con prisión preventiva a cinco personas. Entre ellas, Luciano Hernández, ex de Fernanda, y Osvaldo Castillo, un hombre que rendía culto al Destranca Rúa y que tiene el cuerpo tatuado con mujeres en llama. A la lista se suman los hermanos Marillan, Diego y Fabio, que están asociados a la actividad narco en Rincón de los Sauces. Los cuatro están acusados por homicidio doblemente calificado, por el vínculo y por el concurso premeditado de dos o más personas.

Por último está Andrea Peruca, pareja de Castillo, cuya acusación es idéntica pero figura como partícipe secundaria.

El padre de Diego y Fabio Marillán sería acusado en los próximos días por amenazar a la fiscal Eugenia Titanti y a varios testigos de la causa.

Pedro Marillán estuvo presente en todas las audiencia, donde tomaba apuntes sobre el nombre y apellido de los testigos así como también su dirección.

Fernanda Pereyra fue asesinada el 20 de julio de 2017 en Rincón.

Las amenazas, en su mayoría, las realizó por Facebook, donde además dejó mensajes temerarios entre los que incluyó a la fiscal Titanti. Por este motivo la fiscalía inició una causa y ya se notificó a Pedro Marillán, que debe designar una abogado defensor mientras se define el delito que le atribuirán aunque ya trascendió que sería amenazas.

Durante el juicio, que arranca a las 9, será clave demostrar la ubicación de los acusados y su participación, y no se descarta que en caso de verse complicados, ya que la pena que les podría recaer es la prisión perpetua, alguno se quiebre y revele todo lo ocurrido.

p12-f02-crimen-fernanda-pereyra-rincon.jpg

La apuñalaron y luego la quemaron

El 20 de julio de 2017 la joven de 27 años, mamá de dos chicos y embarazada de siete meses, había regresado recientemente de visitar a su papá y su hija en San Rafael, Mendoza.

Fernanda había quedado en juntarse con su ex, Luciano Hernández, por lo que dejó a su hijo con una amiga. Esa sería la última vez que la vieron viva.

La trama de la investigación da cuenta de que la joven fue subida a un vehículo que logró escapar y luego la alcanzaron cuando intentaba volver a buscar a su hijo.

Ahí la asesinaron de cinco puñaladas y la criatura agonizó durante diez minutos en su vientre hasta que por falta de oxigeno murió. De ahí trasladaron el cuerpo de Fernanda a unos 3 kilómetros a las afueras de Rincón, y a la vera de la Ruta 6 la quemaron en una pira armada con palets, leña y cubiertas.

El cadáver calcinado fue reconocido gracias a una medalla y al estado de embarazo, y luego un ADN terminó de corroborarlo. El móvil siempre giró entre la paternidad de la criatura y la actividad narco.

LEÉ MÁS

Pericias clarifican el crimen de Rincón

Tensión en la audiencia por Fernanda: extienden la preventiva a dos imputados

Crimen de Rincón: los 4 imputados también fueron acusados por la muerte del bebé

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído