Tiburón atacó a un chico de 13 años: zafó de milagro

Fue operado y si bien todavía su estado es grave, confían en que se recuperará.

Estados Unidos. Un niño de 13 años se recupera después de que un tiburón lo atacara mientras buscaba langostas en una playa de la localidad de San Diego, en el sur de California. El adolescente, identificado como Keane Hayes, logró sobrevivir y mejora aunque su estado todavía es grave. Luego de la cirugía a la que fue sometido en el Hospital Infantil Rady Children de San Diego, Keane fue clasificado por las autoridades del centro asistencial como “en condición crítica pero estable”. Incluso, en el comunicado que dieron a conocer a la prensa, desde el hospital informaron que los padres del niño están con un gran optimismo acerca de la recuperación de su hijo y “quieren informar a toda la comunidad que se espera que se recupere completamente”.

Aunque no se habían recibido informes de actividades adicionales de tiburones desde el ataque, las autoridades mantenían unas cuatro millas de playa cerradas hasta la mañana ayer, según informó el capitán del cuerpo de guardavidas de Encinitas, lugar del ataque, Larry Giles.

Te puede interesar...

El adolescente sufrió lesiones traumáticas en la parte superior del torso y nunca llegó a perder la conciencia de lo que estaba ocurriendo. Incluso, mientras era llevado a la costa ya herido, iba hablando con quienes lo asistían.

El momento del siniestro ocurrió durante la hora de apertura de la popular temporada de langosta espinosa de California. Keane estaba buceando a unos tres metros de profundidad y a unos 140 metros de la costa cuando fue atacado. Los testigos estimaron que el tiburón tenía unos 3,5 metros de largo aunque no lograron identificar de qué especie se trataba. El último ataque mortal de un tiburón en esa área fue hace 10 años, cuando un nadador murió en Solana Beach.

Debido a esta situación, se organizó un fondo para ayudar a la familia de Keane a costear los gatos médicos y también los de la recuperación. Y el éxito fue arrollador, dado que en un día ya se habían juntado casi 26 mil dólares gracias a las donaciones de unas 500 personas.

El adolescente fue asistido por los buenos samaritanos del California Fish and Game, quienes lo subieron a un kayak para trasladarlo a la orilla. Mientras tanto, le aplicaron presión sobre la herida y se apuraron a llevarlo a la playa. Ahí, mientras aguardaban la llegada del helicóptero que lo trasladaría al hospital, los socorristas trataron de mantenerlo estable, no sólo en cuanto a su salud físico sino también a su salud psíquica, dado que el estado de shock en el que el muchacho se encontraba era importante.

Ahora tanto sus familiares como sus amigos y toda la población de San Diego que quedó conmovida por la situación están a la espera de que el joven salga del estado de gravedad en el que todavía está y pueda finalmente iniciar su tareas de recuperación, que lo lleven a recuperar su vida con la más absoluta normalidad.

“Estamos con un gran optimismo respecto de la recuperación de nuestro hijo. Además, agradecemos a todos por la preocupación mostrada por su salud”. Jerry Hayes. Papá de Keane, el chico atacado por el tiburón

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído