Tironeos con YPF por un pozo dentro de un barrio

Plaza Huincul.- A partir de la presentación de un recurso de amparo, las obras de YPF en el barrio Uno de Plaza Huincul para cerrar un antiguo pozo de gas están frenadas. Las familias aseguraron que no se trasladarán a un hotel hasta no contar con una presentación formal de la empresa que garantice la seguridad de sus viviendas y detalle el plan de contingencia para su mudanza temporánea.

“El juez dijo que la empresa tiene 10 días para tener un diálogo con nosotros y estamos esperando que se comuniquen”, señaló Claudia Borelli, una de las vecinas que vive a escasos metros del pozo, que data de 1931.

200.000 pesos es lo que solicitan los vecinos en concepto de resarcimiento.

La empresa YPF desestimó de plano el reclamo de los vecinos del barrio Uno de Plaza Huincul y remarcó que no destinará recursos para afrontar las demandas.

Desde YPF explicaron que la situación de este barrio es excepcional, ya que la ciudad se emplazó sobre los yacimientos y la compañía cedió muchas tierras ante el crecimiento de la urbanización. Por lo tanto, si bien está planificado el abandono de varios pozos en otras zonas, es poco probable que estos requieran el traslado de habitantes.

Aunque desde YPF aseguraron que las obras de abandono no implican un riesgo para las cuatro familias que viven cerca, sí se conversó con ellos la posibilidad de que se trasladaran para que no convivan con las máquinas y los ruidos molestos.

Reclamo: Los residentes del barrio piden garantías de seguridad a la empresa.

Avisos

Por su parte, el abogado de tres de esas familias explicó que el aviso fue a último momento y “no se puede dejar toda una casa de un día para el otro”.

Borelli se mostró preocupada por la seguridad y el riesgo de derrumbe de su casa a partir del movimiento de suelos.

A pesar de que desde la empresa se les ofreció el servicio de hotel, restaurante y guardería para las mascotas, los vecinos aseguraron que la mudanza les ocasiona muchos trastornos, por lo que tienen pensado pedir un resarcimiento a YPF que negociarán luego pero sin cifras definitivas.

Desde la empresa de bandera aseguraron que los vecinos hicieron un pedido de 200 mil pesos por familia para resarcir las molestias ocasionadas y cubrirse ante posibles daños en sus hogares.

Sin embargo, la compañía no tenía previsto invertir ese dinero, por lo que por el momento las obras quedarán suspendidas.

La cantidad de reuniones que mantuvieron también es un punto de disidencia entre la empresa y las familias. Mientras la primera dice que ya se realizaron varios encuentros y el traslado fue aceptado por los vecinos, estos aseguran que sólo tuvieron un encuentro informal más un aviso de que comenzarían las obras apenas tres días antes de la fecha prevista para los trabajos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído