Tocarte la punta de los pies ayuda a tu corazón

Tocarte la punta de los pies ayuda a tu corazón

Texas.- Aunque parezca un movimiento sencillo, para muchas personas llegar a tocarse la punta de los pies es una misión casi imposible. Sin embargo, hacer el intento y mejorar la flexibilidad podría redundar en grandes beneficios adicionales.

Según un trabajo publicado por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica de Estados Unidos, a través de distintas rutinas de estiramiento, las personas de mediana edad podrían disminuir significativamente la rigidez arterial, algo que por supuesto impacta en su salud coronaria.
Ya un trabajo previo realizado en 2009 por el doctor Kenta Yamamoto, de la Universidad del Norte de Texas, había concluido que un cuerpo menos flexible en personas de más de 40 años indicaba una mayor rigidez de las arterias.

Calentar: Antes de hacer un estiramiento estático, lo ideal es realizar ejercicios aeróbicos.

Para llegar a esa conclusión se involucró a 526 participantes de 20 a 83 años. Los voluntarios debieron intentar realizar el ejercicio de llegar a los pies, mientras que su presión arterial, las arterias y la actividad del corazón eran monitoreadas.

Un entrenamiento diario durante cuatro semanas ayuda a mejorar la elasticidad arterial.

Los investigadores encontraron una relación directa entre el cuerpo y la elasticidad arterial, especialmente en los participantes que habían atravesado la barrera de las cuatro décadas.
Según Yamamoto, "si usted puede tocarse los dedos de los pies mientras está sentado recto, su corazón sigue siendo bastante bueno. Pero si no se puede, tal vez usted tenga que ir a un cardiólogo".
Aunque aún no se sabe exactamente cuál es la relación fisiológica entre la rigidez arterial y la flexibilidad, otras investigaciones han comprobado que la flexibilidad no sólo está determinada por factores estructurales como los músculos y los tendones, sino también por factores funcionales como la acción neurológica y los reflejos; y justamente el entrenamiento regular de la flexibilidad podría inducir a modificaciones neurológicas.

Repetir: Para que sea efectivo, hay que repetir la serie de posturas de dos a cuatro veces.

Partiendo de esa base, una trabajo más reciente ahondó en cómo minimizar o revertir ese impacto.
Los investigadores Masato Nishiwaki, Haruka Yonemura, Kazumichi Kurobe y Naoyuki Matsumoto encontraron que efectivamente realizar un plan de cuatro semanas de ejercicios de estiramiento estático y supervisado ayuda a reducir los riesgos cardíacos.

Existen varias formas de comenzar a entrenar. Las más conocida es ponerse de pie, colocar las piernas juntas y estiradas. Luego hay que bajar el torso estirado. Es importante localizar el movimiento en la cadera y no encorvar la espalda.

Aunque no lleguemos al piso, es importante mantener la postura durante 30 segundos. Si es mucho para la primera vez, intervalos de 10 serán suficientes para comenzar.

Es importante realizar este ejercicio diariamente. Con el paso de los días, notarán que cada vez es posible llegar más lejos. Este mismo ejercicio se puede realizar sentado en el piso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído