LMNeuquen Trump

Trump alimenta la grieta racial y busca voto blanco

En uno de los actos del día de la Independencia de Estados Unidos, Donald Trump dio un discurso en el que apuntó dirctamente a ganarse el apoyo de los votantes blancos apelando a la división racial y profundizando esta grieta.

Trump acusó a quienes se han manifestado contra el racismo de realizar una “campaña despiadada para borrar” la historia del país. Como si fueran poco polémicos los dichos del presidente norteamericano, el acto convocó a una multitud que, a pesar del desborde por la pandemia de coronavirus, no guardó distancia social y en muchísimos casos se mostraron sin usar tapabocas.

Te puede interesar...

“El Monte Rushmore será para siempre un tributo eterno a nuestros antepasados y nuestra libertad”, dijo Trump desde una tarima decorada con banderas estadounidenses, antes de condenar los ataques por parte de manifestantes antirracistas a estatuas de todo el país en honor a personas que, denunciaron, se beneficiaron con el tráfico de esclavos, incluyendo presidentes. “Estos héroes nunca serán desfigurados. Su legado nunca, nunca será destruido”, puntualizó, mientras los asistentes aplaudían y cantaban “USA, USA”

Días atrás, había criticado la remoción de estatuas o símbolos confederados en medio de las protestas tras la muerte de George Floyd. Ahora, a cuatro meses de las elecciones del 3 de noviembre, el discurso de Trump fue una clara exhortación a la base electoral, incluyendo a muchos votantes blancos insatisfechos con este mandato que inició en enero de 2017. “Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos”, dijo.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario