Un año de prisión para la joven que besó a su esposa

Mariana Gómez no irá a la cárcel porque recibió una condena en suspenso. La sancionaron por desacato a la autoridad y lesiones leves.

Después de un año y ocho meses desde que ocurrió el hecho, la Justicia condenó con un año de prisión en suspenso a Mariana Gómez, la joven de 26 años que resultó detenida por dos oficiales de la Policía de la Ciudad y fue denunciada por “resistencia a la autoridad” y “lesiones graves”.

Al conocer la decisión del Tribunal Oral Criminal N°26, Gómez gritó con indignación en la sala: “Los pedófilos tienen que estar en cana, no nosotras”, y se descompensó al salir del tribunal. “Me defendí de un acto de violencia discriminatoria de la Policía de la Ciudad”, dijo Gómez en sus últimas palabras antes de conocerse el veredicto.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído