Un cáncer que se disemina antes de su diagnóstico

Se trata del cáncer de colon metastásico, que puede sorprender.

estados unidos Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford (EE.UU) demostró en un estudio con 3.000 pacientes que hasta 8 de cada 10 casos de cáncer de colon metastásicos -es decir, que las células cancerosas migran a otras partes del cuerpo- se diseminan antes de su diagnóstico.

Pese a que detectado en forma temprana las posibilidades de curación son superiores al 90%, el cáncer de colon o colorrectal es la segunda causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres en Estados Unidos (en Argentina es el segundo en hombres y provoca más de 8.700 muertes anuales en ambos sexos). El sábado pasado, la actriz Beatriz Salomón murió a causa de la enfermedad. La metástasis afecta fundamentalmente al hígado y raramente suele llegar al cerebro. Los cambios genómicos que causan este cáncer se denominan ‘mutaciones del conductor’. En este sentido, Christina Curtis, profesora de medicina y genética en Stanford y autora del estudio, trató de reconstruir el proceso de la metástasis en los diferentes pacientes mediante el análisis de los datos del genoma del tumor, para identificar los conductores.

Te puede interesar...

8700 La cantidad de muertos, en ambos sexos, que causa en todo el país por año.

Para el desarrollo de este estudio, publicado en Nature Genetics, los investigadores compararon mutaciones genéticas en los tumores primarios de 23 participantes con los patrones de sus metástasis hepáticas o cerebrales para buscar similitudes o diferencias entre los cánceres primarios y metastásicos obtenidos en una misma persona.

Un estudio indica que la enfermedad puede avanzar en forma temprana. La detección precoz es clave.

Después estos datos se utilizaron para crear un esquema evolutivo del cáncer de cada paciente. Así, pudieron observar que en 17 de 21 pacientes los tumores metastásicos fueron iniciados por una célula, o un pequeño grupo de células similares, que se separó del tumor primario al principio.

“Las células que formaron la metástasis estaban más estrechamente relacionadas con los ancestros del tumor primario que sus parientes actuales”, señaló Curtis, quien añadió que la metástasis compartió la mayoría de los primeros conductores presentes en el esquema, presentando pocas adiciones, lo que sugiere que “estos cánceres han adquirido una competencia metastásica muy temprana durante su crecimiento”. Para determinar aún más cuándo se produjo la metástasis, el equipo desarrolló un programa informático y un método estadístico para medir el tiempo de propagación metastásica en relación con el tamaño del tumor. Así, observaron un patrón similar en la mayoría de los casos evaluados. Así, aplicaron estas teorías a 938 personas con metástasis y 1.813 con cáncer no metastásico.

Curtis destacó que se encontraron mutaciones del gen PTPRT en la mayoría de los casos con cáncer metastásico. Estudios anteriores habían demostrado que la pérdida de la función de este gen aumenta la actividad de la proteína STAT3, que mejora la supervivencia celular. Así, los investigadores especularon que la inhibición de STAT3 puede frustrar el crecimiento tumoral y la metástasis.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído