Un Del Potro emocionado que no para de crecer

Se prorrogó el inicio del punto cuando el partido estaba 2-5 por la ovación que recibió la Torre de Tandil.

Juan Martín Del Potro no pudo con el suizo Stanislas Wawrinka pero sigue sumando puntos y confianza. Ese esfuerzo fue recompensado esta madrugada cuando en medio de un punto definitorio recibió la ovación de todo el estadio. Se vio una vez más, luego de los Juegos de Río a un Delpo emocionado. Él mismo compartió ese instante en las redes sociales para agradecer a los presentes.

El sueño y las ganas del tandilense chocaron con la potencia de Wawrinka quien lo eliminó del US Open, último Grand Slam del año, en cuatro set.

El suizo, número 3 del mundo, le ganó al argentino con parciales de 7-6 (5), 6-4, 3-6, 6-2 en un partido de tres horas y 13 minutos de duración y se disputó en el estadio Arthur Ashe de Flushing Meadows, en Nueva York

Wawrinka aseguró su séptima semifinal de un torneo Gran Slam y segunda consecutiva de un US Open, tras derrotar a Del Potro, y ahora enfrentará el viernes, por el boleto a la final, al japonés Kei Nishikori (N.6), que sorprendió al número dos mundial Andy Murray por 1-6, 6-4, 4-6, 6-1, 7-5.

El milagroso regreso de Del Potro al circuito, luego de dos años arrastrando lesiones recurrentes de sus muñecas, quedó cortado en cuartos de final, instancia que alcanzó por primera vez desde las semifinales de Wimbledon de 2013.

El argentino, quien había ingresado al último Grand Slam del año por invitación, hizo un excelente torneo y escaló hasta el puesto 63 del ránking de la ATP en su regreso a la actividad luego de las operaciones en las muñecas.

Del Potro, ahora, se prepara para integrar el equipo argentino de Copa Davis que la próxima semana enfrentará a Gran Bretaña en las semifinales del Grupo Mundial.

La potencia de Wawrinka, puesta de manifiesto sobre todo en su tremendo revés, le permitió mantener a raya al argentino, quien sin embargo logró estar siempre en partido y arrebatarle el segundo set al europeo.

Sobre el final, y cuando Wawrinka estaba por servir para el partido, el estadio Artur Ashe -con gran cantidad de argentino- comenzó a vitorear a la “Torre de Tandil” y el argentino de 27 años se emocionó y lloró en pleno court, recibiendo una ovación. .

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído