Según confirmaron fuentes policiales, en Roca hubo varios hurtos y engaños bajo la modalidad del cuento del tío. Parecían hechos aislados hasta que un nuevo intento de estafa salió mal y el delincuente tomó de rehén a un niño de diez años para poder escapar de un comercio. La madre le tomó la chapa patente a la camioneta y, días más tarde, lo detuvieron.

El comisario inspector Jorge Soazo detalló que el hecho ocurrió a principios de la semana, en una despensa de Stefenelli. El delincuente ingresó al local junto con un cómplice, con la excusa de querer alquilar una balanza de precisión y una máquina de cortar fiambre. Sin embargo, la dueña del lugar, esposa de un policía, sospechó que era mentira y los echó. Los hombres no se fueron, sino que intentaron tomar las máquinas y se produjo un forcejeo en el que el gitano capturó al nene y amenazó a la mujer para poder zafar.

El menor fue abandonado a un par de kilómetros del comercio, donde lloró a gritos pidiendo por sus papás. Rápidamente llegaron los policías que habían sido alertados por la mamá.

La camioneta, una Ford Ecosport marrón, se había perdido de vista y los estafadores creyeron que estaban a salvo. Sin embargo, días más tarde la Policía interceptó el rodado, detuvo al conductor y halló elementos que permitirían vincularlo a distintos robos.

Los investigadores intentarán ligarlo a varios delitos para que la Justicia ordene su detención.

Asociación ilícita
Hay una banda bajo investigación

La fiscalía de bandas de Neuquén lleva adelante una causa por asociación ilícita a gitanos que se dedican a realizar el cuento del tío y secuestros virtuales en la región.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído