¡Un increíble e invalorable hallazgo de cuarentena tras 25 años y 28 mudanzas!

Revisando viejas fotos, el regional que brilló en Huracán, Rogger Morales, encontró la cinta de capitán del equipo con el que fue subcampeón argentino que emocionó a toda la familia. Una reliquia.

Por Oscar Méndez y Fabricio Abatte-deportes@lmneuquén.com.ar

Todas esas cosas que en el día a día no nos detenemos a pensar o realizar, este aislamiento social obligatorio contra la pandemia las ha puesto sobre la mesa.

Te puede interesar...

De manera inconsciente, buscando adaptar rutinas para no contar horas eternas en los días de encierro contra el COVID-19, pueden ocurrir situaciones emocionantes, capaces de conectarnos con lo más profundo de los sentimientos.

Así pasó en casa de Rogger Morales, ex jugador de fútbol de Primera División, el fin de semana. Junto a su señora (Natalia), comenzaron a desempolvar el viejo baúl de los recuerdos, sin saber que en una de esas cajas se mantenía intacta una cinta especial en la vida familiar, junto a las fotos del casamiento que fue otro de los recordados momentos juntos. “Tenemos 32 mudanzas oficiales y en las últimas 28 había cajas que no tocábamos, directamente. Con tanto tiempo libre, fuimos por ellas con la intención de enmarcar algunas para el recuerdo y encontramos la cinta de capitán que usé en Huracán en 1995”, contó el rionegrino la increíble anécdota.

image.png

Corría la década del ’90, cuando el nacido en el barrio cipoleño de Ferri tocó los flashes del fútbol grande. Bajo la conducción de Héctor Cúper, formó parte del 11 estelar del Globo que fue subcampeón detrás de Independiente.

Al regional le tocó portar la cinta en poco más de cinco compromisos, plantando presencia ante nombres de la talla de Pedro Barrios, el Pipi Humberto Váttimos, Hugo Corbalán y Marcos Gutiérrez que ya se hacían sentir.

image.png

“No fueron muchos partidos, pero fue un motivo de orgullo, sin saberlo, esa cinta me acompañó a todos lados”, reconoció emocionado. España y Mendoza, antes de pegar la vuelta al pago, la mantuvieron en silencio. Hasta que la pandemia le hizo ver la luz al preseado objeto tras tanto tiempo y de manera casual y sorprendente.

Un utilero muy especial

Quienes conocieron a Morales en su época plena como jugador saben de su sacrificio y profesionalismo en el llamado entrenamiento invisible. Lo que en el mundo de la pelota se sintetiza con la frase de “un animal”.

El utilero del Palacio Tomás A. Ducó de esa época, el Loro Roberto Colamonicci, lo supo a la perfección. “Pensé en él apenas vi la cinta en la caja. Me acompañó todos los días que me quedé después de hora a entrenar. Fue él quien me dijo un día,´Negro llevatela´. Sabía todo lo que hacía para mantenerme en primera, él fue clave en una charla con Cúpper (ex DT) para que me de una chance cuando llegó el entrenador y ”, contó el ex número 5.

"En enero del 94 empieza Cúpper que no me había visto jugar y no me conocía. Y me echa. Cuando voy a la utilería a buscar los botines para irme, entrá Héctor al vestuario y le dice delante mío: 'Héctor, le vas a dar de baja a Rogger'. Imaginen el momento incómodo para mí, el utilero defendiendome y para Cúpper también. 'Sí, es que nunca lo vi jugar', le responde el entrenador que luego estuvo en finales de Champions. 'Dejalo que Rogger es de los tuyos, juega como te gusta a vos y te va a dar satisfacciones'. Me estaba yendo y viene el ayudante y me dijo, 'quedate a entrenar'. Hicieron test de evaluación física y salí primero. Por ese detalle seguí en Huracán", recordó Morales.

image.png

Fue como una paradoja del destino ya que el ex integrante de la dirección de familia de la Municipalidad de Cipolletti jura no tener ningún recuerdo de su paso como profesional. “Regalé casi todo, recortes, camisetas de Huarcán, no tengo nada. Esa cinta quedó en mi poder y no creo que sea porque sí. Nos hizo recordar muchas cosas sentados en la mesa y quise compartirlo. Así no solo me quedé, fui titular e hicimos un campeonato bárbaro que casi coronamos con el título”, comentó.

Aún en contacto con los hinchas del Globo, con algunos de ellos mantiene diálogos a través de las redes sociales, costumbre que con el tiempo ha puesto en diferentes domicilios de Parque Patricios souvenires de aquellos años. “Algunos son muy fanáticos y prefiero que las cosas terminen en manos de ellos que las van a valorar y querer mucho”, explicó Rogger Morales, el gran capitán valletano.

LEE MÁS

Integrante del Comite Olímpico renunció tras reinvindicar la dictadura militar

¿Trueque Lautaro-Messi entre Inter y Barcelona?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído