El clima en Neuquén

icon
17° Temp
79% Hum
La Mañana colillas

Un joven neuquino recolecta colillas que se convierten en ladrillos

A través del reciclaje de estos residuos, se elaboran ladrillos de bajo impacto ambiental para la construcción de viviendas. Invita a más personas a sumarse.

Con el paso de los años se fue forjando una nueva conciencia en relación a la importancia de cuidar los entornos naturales. A fuerza de campañas de concientización y un trabajo constante para respetar el medio ambiente, cada día se puede observar un mayor nivel de limpieza en las orillas de los ríos. Sin embargo, aún queda mucho por hacer y el proyecto que encabeza Agustín Brasesco apunta en esa dirección.

A través de una asociación con la empresa Cigabrick, Agustín y sus amigos del grupo Scout salen al Paseo de la Costa y a distintos balnearios de la ciudad a recolectar colillas de cigarrillos, que luego se convertirán en ladrillos compactos para la construcción de viviendas.

Te puede interesar...

Agustín tiene apenas 20 años y estudiante de Diseño Industrial en la Escuela de Diseño del Hábitat. En 2014, cuando era un adolescente, se sumó al grupo Scout Francisco Pascasio Moreno y comenzó a gestar proyectos para generar un impacto positivo en la comunidad.

“Lo que más me gusta de los Scouts es que te aportan una buena construcción personal para ayudar a los que más lo necesitan y así tener una sociedad mejor”, explicó Agustín, que lleva años trabajando en ese grupo, el único de Neuquén que tiene una sede propia.

ON---Campana-recoleccion-colillas-cigarrillos-(11).jpg

“Hace unos cinco años, nuestro grupo ayudó en una de las inundaciones que tuvo Neuquén y, como agradecimiento, recibimos un predio que ahora usamos mucho en la Ciudad Deportiva”, dijo el joven sobre el grupo, en el que participan activamente unas 70 personas. “La mayoría de los grupos funcionan en escuelas o capillas, pero nosotros tenemos nuestro propio lugar”, indicó.

Entre otras actividades de sensibilización y trabajo comunitario, los Scouts participan de campamentos. En sus años de participación, Agustín pudo asistir una gran cantidad de este tipo de encuentros, entre los que se incluyen dos que fueron de carácter internacional.

Hace dos años, viajó con otros jóvenes de su grupo y otros Scouts cipoleños a Entre Ríos, a un campamento internacional que sumó la participación de voluntarios desde Jujuy a Tierra del Fuego. En ese evento, se presentaron una serie de proyectos para generar un impacto positivo en el entorno natural.

“Se presentaron distintos proyectos; me acuerdo de uno que se basaba en construir chalecos para la lluvia con sachets de leche”, recordó Agustín. Si bien todas las propuestas eran interesantes y tenían un éxito probado, el grupo neuquino prestó especial atención a un proyecto de reciclaje de colillas de cigarrillo.

ON---Campaña-recoleccion-colillas-cigarrillos-(3).jpg

Así, antes de la pandemia, hicieron la versión neuquina de esta alternativa de reciclaje. Aliados con la empresa Cigabrick, que compra las colillas, comenzaron a recolectar los residuos que dejan los fumadores para llevarlos a la planta de tratamiento y verlos convertidos en ladrillos para la construcción.

“Una sola colilla puede contaminar 50 litros de agua, por eso es tan importante evitar que lleguen al río”, dijo Agustín y aclaró que eligieron recolectar en el Paseo de la Costa porque es uno de los puntos en donde existe un riesgo más alto de que estos residuos terminen en el agua. Así, organizaron eventos solidarios donde distintas manos se sumaban para recolectar.

La empresa paga unos 300 pesos por cada kilo de colillas. Agustín explicó que, en su planta, la compañía somete estos elementos a un proceso de descomposición de 15 días, con bacterias entrenadas para atacar rápidamente los químicos nocivos de las colillas, como el alquitrán. Después, las prensan con un peso de 6 toneladas para elaborar los ladrillos.

“No son ladrillos rectangulares, sino que se parecen a piezas de Lego, se pueden encastrar”, detalló el joven solidario. Aclaró que esto los convierte en piezas más resistentes y construcción más rápida que la tradicional. “Tampoco es necesario hornearlos, así que también se reducen las emisiones de dióxido de carbono”, relató.

ON---Campana-recoleccion-colillas-cigarrillos-(13).jpg

De esta manera, la campaña solidaria de los Scouts tiene un beneficio doble: evita la contaminación de las colillas y genera ladrillos para viviendas con un proceso de producción de bajo impacto ambiental. Agustín explicó que ya se han construido casas con estos materiales y el objetivo es que cada vez se recolecten más residuos más producir más y permitir que se construyan más hogares a través de alianzas con las provincias.

Si bien Agustín podría sacar una rentabilidad de este proceso de recolección, su apuesta es trabajar ad honorem para ver más limpias las costas de su ciudad. “El dinero se lo quedan los representantes que trabajan en alianza con Cigabrick o se dona otras organizaciones que trabajan vinculadas al tabaquismo”, señaló.

Aunque la recolección es importante para generar un impacto visual de mayor limpieza en las orillas del río, Agustín explicó que la mejor forma de evitar la contaminación es evitando arrojar las colillas al suelo en los sectores costeros. “Si bien nosotros levantamos muchas colillas, puede que alguna que juntemos ya haya contaminado”, alertó.

ON---Campana-recoleccion-colillas-cigarrillos-(20).jpg

En ese sentido, destacó otros proyectos que funcionan en la ciudad y en otras playas de la zona, donde se ofrece una lata a cada fumador para que arroje todas las colillas en un recipiente. De este modo, la recolección para la producción de ladrillos es más sencilla y se evita el riesgo de contaminación.

Aunque aún falta conciencia sobre el riesgo ambiental que late en cada colilla, Agustín explicó que cada vez son más los que se suman a recolectar. A ellos, les aconsejó usar siempre protección para evitar riesgos en la salud. "Siempre hay que usar guantes y también barbijos, porque a veces se siente el olor de las colillas incluso con el barbijo puesto”, expresó.

Agustín invitó a todos los neuquinos a ser parte de esta iniciativa ambiental. Por eso, aconsejó seguir las redes sociales de Cigabrick para enterarse, por medio de los representantes de la zona, cuándo son los próximos eventos de recolección. Así, propone cambiar los paisajes de la ciudad, de una colilla a la vez.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.7553956834532% Me interesa
84.892086330935% Me gusta
3.5971223021583% Me da igual
4.3165467625899% Me aburre
1.4388489208633% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario