Un robot que juega al jenga es prácticamente imbatible

Aprendió a prueba y error, luego de unos 300 intentos fallidos.

La historia de la robótica alcanzó un nuevo logro con la creación de un robot capaz de jugar al jenga. Ingenieros y científicos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) trasladaron el uso de los sentidos del tacto y la vista a un algoritmo que ejecuta a este robot y que calcula casi todos los escenarios posibles para hacer el movimiento preciso que no derrumbe la torre. O sea, un rival que aparece prácticamente imbatible.

“El jenga es el ejemplo de una tarea rica en contacto en la que necesitamos interactuar con la torre para aprender e inferir la mecánica de los bloques y el comportamiento, combinando vista y tacto”, explicó Nima Fazeli, responsable del proyecto.

Te puede interesar...

La máquina llegó a su alto nivel de perfeccionamiento luego de jugar varias partidas y fracasar en sus intentos por vencer al rival. La torre siempre se derrumbaba, pero cada “imprecisión” era apuntada por los investigadores para corregir el movimiento y que el error no se volviera a cometer. Esto marcó una diferencia con otros casos de aprendizaje automático, en los que se busca captar todos los escenarios posibles. El robot terminó aprendiendo a jugar al jenga, y convirtiéndose en un especialista, a fuerza de fallas. Así fue acumulando los resultados de unos 300 intentos fallidos y con eso alcanzó para que lograra determinar cuáles son las piezas más difíciles de mover, como también las situaciones posibles que se pueden dar en medio del juego en función de sus movimientos.

De todos modos, aunque sus creadores consideran que este paso es “fundamental”, aclaran que el robot no es perfecto y que todavía le falta mejorar su desempeño.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído