Una brochette le atravesó la cara y no le hizo nada

Un nene de 10 años se recupera después de haber caído de un árbol y clavarse una brochette metálica.

Estados unidos. Un nene de 10 años se recupera después de haber caído de un árbol en su casa de Missouri, en Estados Unidos, sobre una brochette metálica de las utilizadas para pinchar carnes. La aguja le entró por la cara y le salió por encima del cuello, atravesándole la cabeza.

Milagrosamente, hasta allí llegó la mala suerte de Xavier Cunningham porque el pincho de metal no pasó por los ojos, ni tocó la médula espinal ni ningún vaso sanguíneo. “No habría podido ser una situación más óptima”, comentó Koji Ebersole, director de neurocirugía endovascular del Hospital de la Universidad de Kansas, tras examinar la herida. “Uno en un millón de estos casos (algún objeto) pasa 13 o 15 centímetros por la cara hasta la parte trasera y no toca estas cosas”, agregó.

El grave accidente que sufrió Xavier se disparó cuando unas abejas lo atacaron mientras estaba en una casita de árbol en su casa de Harrisonville, a unos 56 kilómetros al sur de Kansas City. Cayó al suelo y su madre, Gabrielle Miller, bajó corriendo las escaleras cuando escuchó sus gritos. La brochette le había atravesado la cabeza y unos 15 centímetros del objeto punzante le sobresalían por la cara.

La cirugía se complicó porque la brochette no era cilíndrica y tenía caras rectangulares que debían extraerse rectamente, lo que se logró exitosamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído