Una burocracia aduanera que atenta contra la salud

Hay repuestos de equipamiento médico que están retenidos sin fecha de liberación. Y como no son de fabricación nacional, sólo se consiguen importados.

Santa Fe.- Hay equipos costosos y muy sensibles a la salud que no pueden ser puestos en funcionamiento porque faltan repuestos que resultan fundamentales para que los aparatos funcionen. Sin embargo, la burocracia provoca que pasen papeles y que estos repuestos, que no se fabrican en la Argentina, estén trabados en la Aduana.

Esto tiene inquietos a los profesionales de la salud y de hecho el doctor Roberto Villavicencio, director del Grupo Oroño, hizo un enérgico reclamo al respecto. “Se trata de repuestos vitales que deben ser importados para poner en marcha equipos costosísimos de electromedicina por imágenes, y me refiero a PET CT y tomógrafos multicortes de 256 detectores”, explicó, y amplió: “Son equipamientos para diagnóstico médico de avanzada tecnología imprescindibles para la toma de decisiones terapéuticas en enfermos de cáncer y de agudas cardiovasculares. Los repuestos llegan prontamente del exterior en 2 o 3 días, pero son retenidos y demorados en la Aduana Argentina durante semanas por trámites administrativos, en algunos casos más de 30 días”.

Luego de plantear un desafiante “burocracia vs. salud”, Villavicencio le mandó un mensaje a Macri: “¿Merece la atención del señor Presidente de la Nación? Digo que sí, pues se trata de la atención de pacientes que tienen en riesgo su vida o su salud”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído