Una ex conejita de Playboy apareció muerta en su casa

La modelo fue estrangulada. Según las cámaras, un hombre la seguía.

Christina Kraft, una ex modelo Playboy de 36 años, apareció muerta en su casa, en un caso que está generando muchas incógnitas en Estados Unidos. Está abierta una investigación al respecto para tratar de esclarecer las causas de su muerte, ya que se constataron signos de violencia. El hecho ocurrió la noche del miércoles pasado, cuando los agentes encontraron el cuerpo de Kraft en su departamento de Filadelfia, una ciudad de poco más de un millón y medio de habitantes ubicada a 150 kilómetros de Nueva York. La autopsia determinó que la causa de muerte fue estrangulamiento y que se trató de un homicidio. Algo muy poco frecuente en la zona, según relataron algunos de sus habitantes.

Al parecer, Kraft se había mudado a ese lugar hacía apenas una semana. Pocos días atrás había denunciado un robo en su casa de joyas y bolsos de marca, aunque parte de los bienes habían sido recuperados. Según la policía, Kraft vivía en un complejo de unos 100 departamentos. Los videos de vigilancia muestran, la noche anterior al homicidio, a un hombre que sigue a Kraft en el edificio.

Te puede interesar...

La página de la agencia de modelos que llevaba la carrera de Kraft la describe como una maniquí de 1,75 metros, casi 57 kilos, de piel morena, pelo castaño y ojos verdes, de ascendencia rusa, alemana y sueca, y que llevaba trabajando allí desde septiembre de 2009, aunque su último trabajo databa de julio de 2016. Tal y como explicaba y mostraba ella misma, había hecho trabajos de “pasarela, medios impresos, anuncios de joyas y vestidos de noche”. Christina se jactaba también de su paso nada menos que por la famosa revista Playboy.

“Hice una exquisita sesión de fotos para Playboy que fue más glamorosa que el mismo Hollywood”, aseguraba sobre su paso por la revista, aunque también hizo trabajos para otras publicaciones como Maxim o Vanity Fair y para marcas como MAC o L’Oréal. También explicaba que le gustaría aumentar su curriculum con “fotógrafos más creativos que se especialicen en el glamour y en la alta costura”. “Disfruto con las sesiones de moda de baño y de lencería. Estoy deseando viajar y adoro conocer gente nueva, emocionante, con energía y de buen corazón”, relataba.

En estos meses hubo varias muertes de modelos que llamaron la atención, como la de Annabelle Neilson, parte del jet set londinense y una de las mejores amigas de Kate Moss; la de Sara Zghoul, que fue decapitada y descuartizada en Oregón, EE. UU.; la del conocido Rick Genest, Zombie Boy, buen amigo de Lady Gaga; o la de Harry Uzoka, que fue asesinado de tres puñaladas por otro modelo, George Koh, en Londres en enero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído