Una excepción del voto joven

El apuro por cerrar la elección con el voto electrónico el próximo 10 de marzo sigue abriendo debates interminables entre los partidos políticos con algunos cabos sueltos. Ayer, la Municipalidad de Centenario dio a conocer que la Junta Electoral Provincial autorizó el voto joven en la localidad para la categoría de intendente y concejales, de manera optativa para los que figuran en el padrón. Este mecanismo está prohibido por Carta Orgánica local. Desde hace años, esta franja de adolescentes no puede sufragar, más allá de la contradicción que hay con las leyes nacionales. En Centenario, los pibes sí pueden votar gobernador y presidente, pero no pueden elegir a su intendente. La elección iba a ser un verdadero problema: se tenía que garantizar una máquina electrónica especial para los jóvenes de 16 años y cambiar otra vez el software. Pero ya no hay tiempo y la Justicia acortó los plazos, a costa de comerse algún planteo por saltar por arriba la Carta Orgánica. Este escollo legal lo intentó resolver en el 2013 el ex intendente Javier Bertoldi, a través de una consulta popular para practicarles una enmienda a los artículos 18 y 19 del texto orgánico. El primero, para que puedan votar estos jóvenes, y el segundo, para poder tener la autonomía de separar los comicios municipales de los provinciales, que actualmente no se puede. El referéndum fue un total fracaso, sumado a una pésima estrategia de difusión, de confundir la imagen política de un intendente con las necesidades institucionales: la gente no quiso que los jóvenes de 16 pudieran tener derecho al voto. Hoy el tema se resolvió en pocos días. Con una justicia más a la medida de las necesidades de la máquina que de la misma ley.

En Centenario la Justicia habilitó el voto desde los 16 años, a pesar de que la Carta Orgánica no lo permite.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído