Luego de que un calefactor mal conectado se cobrara la vida de Pablo Báez, un peluquero que falleció el mes pasado en el centro neuquino, su mamá se reunió con autoridades del Ministerio de Ciudadanía para trabajar en un proyecto de ordenanza que obligue a los propietarios a instalar detectores de monóxido de carbono en sus viviendas. La iniciativa busca llegar a todos los municipios de la provincia con el objetivo de reducir el número de muertes que se repiten cada invierno.

Te puede interesar...

Vanina Merlo, ministra de Ciudadanía, explicó que ayer se dio la primera reunión en el marco del equipo de Buenas Prácticas del área de Derechos Humanos que dirige Alicia Comelli. En los encuentros participaron también referentes de Bomberos, Defensa Civil y el Colegio de Arquitectos, a partir del pedido de la madre de Pablo Báez, una víctima del monóxido, que quiere evitar que otras personas sufran el destino de su hijo.

“Además de ser muy fuerte y doloroso, su testimonio busca que la gente tome más conciencia sobre este enemigo silencioso que genera unas 200 muertes cada invierno en Argentina”, expresó Merlo y aclaró que el proyecto busca profundizar los trabajos de concientización que ya se vienen realizando para que los vecinos contraten gasistas matriculados para verificar sus artefactos de calefacción, que verifiquen que las llamas sean de color azul y que estén atentos a los primeros síntomas, como dolores de cabeza o irritación en los ojos.

Pablo Baéz fue hallado sin vida el mes pasado en su departamento de Matheu entre Yrigoyen y Avenida Argentina, luego de que sus vecinos llamaran a la Policía y manifestaran sentir los síntomas que causa la concentración de monóxido de carbono. Otros once habitantes del edificio tuvieron que ser asistidos por la falta de oxígeno en el lugar y este caso motivó el reciente trabajo del ministerio.

La iniciativa incluye también la redacción de un proyecto de ordenanza para presentar en distintos municipios de la provincia para fomentar la compra de detectores de monóxido de carbono. “Son bastante accesibles y permiten no solo detectar la falta de oxígeno en un ambiente, sino también alertar cuando existe una fuga”, afirmó la ministra.

Aunque en un principio se pensó en que la inclusión de los detectores sea voluntaria, otros participantes insistieron en la importancia de hacerlo obligatorio para asemejar su uso al que se hace de los disyuntores. “Aunque son obligatorios, mucha gente está consciente de que son necesarios y por eso los compra porque sabe de su importancia”, aclaró Merlo.

Para la próxima semana, las autoridades del Ministerio de Ciudadanía tienen previsto reunirse con referentes de Camuzzi. También proyectan incluir al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), ya que ambos son los organismos con aptitud técnica en la materia.

Recuadro-ordenanza-página-4-monoxido.jpg

LEÉ MÁS

Un hombre murió tras incendiarse su casa en el barrio El Progreso

Un hombre murió en Centenario y sospechan que fue tras inhalar monóxido de carbono

Mueren intoxicados por monóxido una pareja y el hijo de 3 años

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído