Violenta entradera en una casa de gitanos para robar sólo $400

Fueron cuatro delincuentes armados.

Neuquén.- El descuido de una puerta mal cerrada fue la clave para el comienzo de una pesadilla. Una familia de gitanos fue víctima de una violenta entradera, en la que una chica de 14 años fue golpeada de un culatazo y uno de los ladrones resultó herido de un disparo tras un forcejeo con uno de los hermanos de la menor.

El hecho sucedió el sábado cerca de las 21:20 en el barrio Mariano Moreno, en la zona este de la ciudad. Allí ingresaron por la puerta de entrada cuatro delincuentes con las capuchas de sus camperas colocadas y tres de ellos armados con pistolas y revólveres.

Mientras uno de los ladrones custodiaba la puerta, los otros abordaron a los tres hermanos, que viven en Domuyo al 1700.

Ante los gritos que comenzó dar la menor, uno de los delincuentes se sacó y le dio un culatazo en la nuca, lo que le provocó una herida cortante.

Al ver la sangre que brotaba del cuello de la chica, el mayor de los hermanos -de unos 40 años- enfureció y, sin medir riesgo, se trenzó en una pelea con uno de los delincuentes.

Una de las víctimas forcejeó con el ladrón, que terminó herido al escaparse un disparo.

En pleno forcejeo, se escuchó un disparo que, tal como sucede en las películas, hizo que las víctimas pensaran lo peor.

Sin embargo, el que salió herido fue el ladrón, quien rápidamente le ordenó al resto que debían retirarse.

La huida fue con apenas 400 pesos y el celular de la joven, que rápidamente fue auxiliada por sus hermanos, quienes la llevaron al Hospital Castro Rendón, donde le suturaron la herida.

La Policía fue alertada del hecho y además de tomar la denuncia, se hicieron pericias en la vivienda, donde fue encontrada una vaina servida calibre 22.

Un vecino de la cuadra aportó algunos datos sobre un vehículo que se vio minutos antes dando vueltas por el barrio, estuvo estacionado en ese sector y luego salió a toda velocidad hacia los puentes carreteros.

Con la mira puesta en las casas

Los barrios del este de la ciudad están entre los favoritos de los delincuentes. Ante las medidas de seguridad tomadas en Santa Genoveva, se trasladaron a los sectores cercanos, como Provincias Unidas, Villa Farrel y Mariano Moreno. En todos estos barrios viven -en su gran mayoría- familias de clase media “con casas bien equipadas”, confió una fuente policial. La semana pasada, efectivos del Departamento Delitos detuvieron a dos de los cuatro integrantes de una banda que reventaba casas en estos barrios y que se llevaban el botín en una camioneta 4x4.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído