Ya están grandes...

Toda la vida fueron acérrimos rivales y se tuvieron pica deportiva. Los dos colosos del país viven compitiendo entre sí dentro y fuera de la cancha y se creen más importantes que el otro. Pedirles que se quieran o profesen empatía resulta imposible. Pero la final en Madrid acentuó aún más la grieta futbolera y River y Boca hoy se declaran la guerra delante de todos, en un mensaje preocupante que incluso cada vez con mayor frecuencia parte de los más altos protagonistas.

Lamentablemente se excedió el límite del llamado “folclore”, de la gastada sana. Los episodios del Monumental (la emboscada al micro de Boca) así lo demuestran. Los ánimos quedaron muy sensibles y en lugar de dar el ejemplo, jugadores y dirigentes lejos están de bajarle el perfil a la polémica.

Te puede interesar...

Uno de los primeros en mostrar la hilacha y las miserias fue el Pipa Benedetto, con aquella burla a Montiel en pleno festejo de su conquista en el Bernabéu.

River y Boca no paran de pelearse en los medios. El mal ejemplo baja de los mismos protagonistas.

En la derrota es fácil ser modesto. Pero cuando el éxito acompañó a River, del lado millonario también faltó humildad.

Habló en tono socarrón y sobrador el Muñeco Gallardo la semana pasada con el lamentable “TAS igual que hace 3 meses...” al ser consultado por el famoso reclamo xeneize. La pifió el miércoles el presidente D’Onofrio al ventilar un mensaje de Whatsapp que se burlaba de Boca por su 114° aniversario, que según la broma coincidía con los días que en ese momento habían pasado de aquella final (doble error porque era inexacto el dato).

Se equivoca también su par azul y oro, Angelici, al contestarle de manera pedante: “El único grande es Boca Juniors”. Muchachos, ya están grandes...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído