Ya no entra ni un alfiler en las costas del Mari Menuco

En 4 años, otorgaron más de 4700 lotes para desarrollos inmobiliarios.

Adriano Calalesina
adrianoc@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Mari Menuco es sinónimo de lujo y poder por sus casonas de diseño moderno que descansan solitarias en las escarpadas orillas del majestuoso lago artificial. Pero en 2012, la zona dejó de ser exclusiva para unos pocos habitantes y socios de fin de semana para ampliar en 4700 lotes la oferta de desarrollo en los casi 60 kilómetros de perilago.

Hace más de 30 años el lago era sólo un lugar para pescadores, que armaron modestas viviendas de fines de semana. Pero hoy se convirtió en un negocio inmobiliario que ya no le rinde culto a la pesca.
Actualmente se desarrolla con una promesa futura: conectar a Neuquén capital, el centro financiero del petrolero provincial, con los lugares de descanso más cercanos.

Hace cuatro años el gobierno provincial llamó a licitación para urbanizar unas 640 hectáreas, donde no sólo se levantarán casas sino hoteles, clubes de campo y lugares de recreación.

La operatoria se realizó a través de un fideicomiso, donde las entidades adquirieron las tierras fiscales a cambio de hacer la inversión.

Uno de ellos es Sólo Pueblo, un proyecto montado en 245 hectáreas y 1835 lotes que pertenece a la Asociación de Profesionales de Neuquén (APN).

El otro es La Campiña, un complejo de 470 lotes montados en unas 70 hectáreas. El emprendimiento pertenece a la Asociación Italiana de Socorros Mutuos, que destinará sólo 26 hectáreas para loteos y el resto para recreación.

A lo largo del istmo también está Complejo Melewe, con 65 hectáreas, que pertenece al Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS) y da hacia la costa del lago Mari Menuco.

También está el emprendimiento Entre Lagos, que pertenece a la Cooperativa 28 de febrero y al Club YPF, donde se han vendido decenas de lotes a los asociados.

La fundación Luciérnaga tiene tierras en ese sector, pero del lado de Los Barreales. Allí pretende montar la comarca ecológica Villa Luciérnaga, en 130 hectáreas.

Por último, Los Cerezos IV tiene unas 120 hectáreas cuyos titulares son la Asociación Mutual de Trabajadores Autónomos de Río Negro y Neuquén (AMTA) y la Asociación Neuquina de Empleados Legislativos (ANEL).

En todos los casos, los proyectos, aún están en desarrollo.

La producción y los vinos son una base para atraer a los turistas de paso


Un paisaje de agricultura
En las inmediaciones de Añelo, el paisaje ha cambiado del desierto a la plantación de alfalfa y la producción de vinos. En la costa de los lagos también está previsto montar lugares agrícolas.

Muchas horas de sol
La quietud del embalse y las largas horas de sol durante el verano hacen de los lagos un lugar ideal para los turistas de otras provincias y para practicar deportes.

Vaca Muerta y dinosaurios
La zona está inserta dentro de los yacimientos que han desarrollado grandes inversiones en los últimos años. También tiene gran potencial cultural por los hallazgos paleontológicos.

El agua, las cloacas y el conflicto con los mapuches

Un conflicto con la comunidad mapuche Kaxipayiñ puso en alerta el desarrollo de las costas de Mari Menuco-Los Barreales.

La comunidad reclama al gobierno provincial que las tierras le pertenecen y durante meses bloqueó el ingreso al istmo, donde están asentados los miles de lotes otorgados a los emprendimientos.
El problema de fondo también recae sobre el cuidado ambiental. En 2012, un peritaje de la Corte Suprema de Justicia de la Nación determinó que una parte del agua tenía hidrocarburos. Sin embargo, desde el gobierno provincial desestimaron la rigurosidad del análisis.

En este sentido, el vertido de efluentes y la contaminación de napas es otro problema que enfrentará el desarrollo de más de 4 mil lotes en el perilago.

Una de las propuestas en los proyectos de desarrollo urbano es utilizar parte de los efluentes como sistema de riego de grandes extensiones de espacios verdes, para evitar el arrojo directo a las aguas de los lagos. Hoy las viviendas del la Villa Mari Menuco sólo cuentan con pozos ciegos.
La villa está instalada en unos 52 hectáreas y ya está poblada en un 95%. Sólo quedan algunos lotes en oferta, pero su expansión urbana llegó al máximo.

Por otra parte, en el proyecto La Península se prevé una plantación de 300 hectáreas con viñedos, olivos y nogales, a modo de barrera contra el desierto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído