Zeballos, la calle del oeste usada como pista de carreras

Todo el mundo pasa descontrolado. Los vecinos dicen que es "un terror" y reclaman medidas de seguridad.

Andrea De Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
No todos los que circulan por esa calle saben su nombre. Apenas en dos cruces un cartel indicador orienta al conductor. "Se creen que están en una autopista", dice una vecina mientras se escucha un bocinazo y un auto pasa a toda velocidad en la zona más comercial de la calle Zeballos.

En los últimos años, con el crecimiento de la ciudad y los nuevos planes de vivienda que se construyeron hacia la zona del aeropuerto, esta arteria creció en forma acelerada. Más comercios, nuevas casas y un tránsito incesante no les dan descanso a los frentistas, quienes de a poco pierden la tranquilidad. "Es todo el día y toda la noche. El problema es lo rápido que circulan y que no respetan nada", cuenta Lidia, una mujer que vive en el mismo lugar desde hace más de 40 años, en los tiempos en que esa zona era parte de una chacra.

1,5 kilómetros tiene la calle, que empieza en Rodhe y Belgrano y llega hasta el aeropuerto.

La calle comienza en Rodhe y Belgrano y atraviesa 1,5 kilómetros hacia el oeste y en diagonal hasta la rotonda del aeropuerto. Como Belgrano se transforma en tierra, la mayoría de los neuquinos elige circular por Zeballos, la que no tiene semáforos y en la que los cruces son ignorados, la que tiene los reductores de velocidad destrozados y no cuenta con cordón cuneta, la que desconoce la señalización. Esto hace que muchos la usen como pista de carreras. "En la época escolar es de terror. Es muy peligroso porque los chicos cruzan de un lado a otro para ir a las escuelas", aclara Ivon, una comerciante y vecina de la zona.

Sin vereda ni estacionamiento
El ancho de la calle -mucho menor al resto- impide que un auto se pueda estacionar. La solución que encuentran los conductores es la vereda, lo que genera grandes dolores de cabeza. "Trabajo acá y un vecino de la vuelta me deja guardar el auto porque es muy complicado dejarlo; cuando querés salir, hay que tener mucho cuidado porque pasan rapidísimo. También es un problema para los proveedores", resume Raquel Hernández.

La cantidad de comercios que se fueron instalando la consolidaron como una zona comercial, lo que agrava el problema del estacionamiento. Los autos que llegan no tienen otra opción que parar donde pueden. Sin cordón cuneta y distancias desdibujadas, todo se convierte en un peligro.

El cruce con Crouzeilles es para todos el punto más peligroso. "Deberían poner un semáforo", opinan en conjunto. Esa esquina encuentra a todos los que vienen del noroeste, de la calle San Martín y del aeropuerto, y es constante el tránsito pesado y el paso de colectivos. Un lomo de burro es lo único que intenta bajar la velocidad, pero los vecinos coinciden en que sólo los que lo conocen toman precauciones para atravesarlo; el resto pasa como si no existiera. También se quejan de la falta de iluminación.

Dicen estar acostumbrados al tránsito incesante, pero creen que por el momento nada cambiará y afirman -a modo de consuelo- que sólo un semáforo en algún punto podría disminuir los riesgos.

FRASES
"Otro problema es la mugre que dejan en el medio de la vereda, como esos escombros que tengo enfrente. La gente no puede pasar y termina caminando por la calle".
Raquel Vecina
"No puedo dejar el auto más abajo porque corre peligro. Te pueden arrancar un espejo o cuando abrís la puerta te pueden pasar por arriba con lo rápido que vienen".
Claudio Vecino

TRES PREGUNTAS A...

Guillermo Monzani
Secretario de Obras Públicas

1. ¿Por qué la calle quedó más angosta que el resto?
Cuando se asfaltó, Vialidad Nacional lo hizo con las características de ruta. Después de la lluvia de 2014 quedó intransitable y desde el Municipio se repavimentó.

2. ¿Está planificado ensancharla?
Se está estudiando y analizando esa posibilidad. Hay que evaluar porque hay muchas interferencias en el tramo. Postes de servicios públicos, construcciones. Hay que evaluar todo para ver cómo se puede hacer y, posteriormente, avanzar.

3. ¿Se pensó en algún momento poner semáforos?
No es mi área. Pero sabemos que la esquina de Crouzeilles y Zeballos es un cruce muy complicado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído