El clima en Neuquén

icon
20° Temp
28% Hum
La Mañana Omar Carrasco

A 27 años del hallazgo del cuerpo de Omar Carrasco

Indicios y presunciones sobre el brutal crimen del soldado que marcó un punto de inflexión en la historia Argentina.

El 31 de enero de 1996, el Tribunal Oral de Neuquén integrado por los jueces María del Carmen Ingelmo, Haydée Vázquez de Argüello y Eugenio Krom, condenaron injustamente al subteniente Ignacio Canevaro y a los soldados Cristian Suárez y Víctor Salazar como autores del homicidio del soldado Omar Carrasco.

Al comenzar el juicio, el Tribunal, que adhería con obediencia a la “historia oficial”, contaba solo con tres frágiles pruebas, que fueron perdiendo valor durante el juicio hasta quedar completamente desmoronadas.

Te puede interesar...

Cuentan que una de las juezas sabiamente expresó: “A falta de pruebas, buenos son los indicios y las presunciones”. Pero la injusticia fue aún mayor porque tampoco había indicios o presunciones para condenarlos. Estos jueces repartieron 35 años de prisión entre tres inocentes sin tener pruebas ni indicios ni presunciones para hacerlo. Esto es inédito y cruel.

Conozco los pormenores del Caso Carrasco. Me involucré en este tema siendo diputado nacional y años más tarde escribí un libro sobre la trágica historia del soldado.

No soy juez ni poseo facultades para serlo. Pero si los jueces del Tribunal Oral de Neuquén condenaron a tres inocentes por indicios y presunciones inexistentes, considero que puedo aportar otra versión de los hechos en la cual los indicios y presunciones responsabilizarían no a los condenados, sino al teniente coronel Guillermo With.

With era el jefe del Grupo de Artillería 161 con asiento en Zapala, del cual dependía la Batería “A”. En dicha Batería revistaba Omar Carrasco, quien había ingresado el 3 de marzo de 1994.

Caso Carrasco Guarnición Zapala

Tras sufrir burlas, humillaciones y castigos por parte de sus compañeros, el domingo 6 de marzo, al tercer día de su incorporación, Carrasco decidió escaparse del cuartel. El soldado Gustavo Huarte fue la última persona que lo vio. Iba corriendo, alejándose, a unos 200 metros del baño exterior de la Batería. Luego desapareció y pasó a ser un misterio.

Como ya expresé, el teniente coronel With era el militar de mayor jerarquía en el cuartel. Desde el 6 de marzo, día de la desaparición, este oficial tuvo un comportamiento extraño, todo hacía pensar que ocultaba algo. Veamos:

El domingo 6 de marzo, luego de la desaparición del soldado, buscaron a With por todos partes para informarle esta novedad y no lo pudieron encontrar. Era aficionado al aerobismo, pero cuando salía a trotar o caminar siempre portaba su handy ya que no podía estar desconectado del cuartel. Recién alrededor de las 20 lo vieron conversando y tomando mate en el jardín de su casa con el teniente coronel Terrado.

image.png
Omar Carrasco.

Omar Carrasco.

Aquel 6 de marzo, el jefe de la Batería A, el capitán Correa Belisle, estaba de vacaciones y era reemplazado por el teniente Verón, a quien le correspondía hacer el parte diario. Pero esa noche, With decidió realizarlo él mismo, a pesar de ser una función que no le correspondía. Pero no lo firmó. Falsificó la firma de Correa Belisle, escribiendo solamente “Correa”. Al ser un apellido compuesto, siempre se firmaba con los dos apellidos. Puso el sello del capitán, donde se podía leer Rodolfo Correa Belisle, tal como este firmaba.

El parte diario de la noche anterior había acusado 66 soldados. Lo curioso es que en el informe confeccionado por With también figuraban 66 soldados. Debía decir 65, pero decía 66. With nos enviaba un mensaje: en algún escondrijo del cuartel se encontraba Carrasco.

image.png
Los padres de Omar Carrasco.

Los padres de Omar Carrasco.

El 21 de marzo, Francisco Carrasco, padre de Omar, se entrevistó con el teniente coronel With para conocer el paradero de su hijo. Fríamente, With le relató que el domingo 6, a las 16.30, el soldado había desaparecido del cuartel. Don Francisco le reprochó la falta de comunicación con la familia y la única respuesta fue que todo estaba en manos de la Policía Federal.

Francisco salió de la entrevista lleno de indignación e incertidumbre. Concurrió al Distrito Militar donde se le recomendó volver al cuartel y hablar con With. Al día siguiente, regresó a la guarnición militar con su hermana, la tía Sara, pero With no los recibió. Entonces fueron a un medio periodístico e hicieron pública su situación.

El 24 de marzo With no le permitió al comisario Palacios (Policía Federal), investigar dentro del cuartel, ya que tanto en Zapala como en Cutral Co la búsqueda estaba agotada. Al día siguiente, el 25 de marzo, tampoco le permitió al comisario Pizarro (Policía Provincial) investigar dentro del cuartel ya que el rastrillaje en los alrededores, inclusive con avionetas y helicópteros, había arrojado resultados negativos.

Ante la difusión del caso a través de los medios, la sociedad comenzó a movilizarse y como consecuencia, Inteligencia Militar se puso en acción.

Marcha pedido justica soldado omar carrasco
Marcha en reclamo por el esclarecimiento del caso.

Marcha en reclamo por el esclarecimiento del caso.

El 25 de marzo, el Comando de la VI Brigada con asiento en Neuquén, envió al teniente coronel Raúl José a entrevistar a los soldados Suárez y Salazar y al Sargento Sánchez, por lo que se supone que la “historia oficial” comenzaba a elaborarse. La lectura que hago de esta invasión de Inteligencia Militar es que el Ejército se hacía cargo del asunto.

En esos días, el teniente coronel Jordán, miembro de Inteligencia de la VI Brigada, se entrevistó con el comisario Palacios de la Policía Federal y ya comentaban que estaban buscando un cadáver.

With solicitó al juez Caro tramitar un helicóptero para el día 31 de marzo sugiriendo que desde el aire se podrían divisar prendas u otros elementos que podrían pertenecer a Carrasco. Todo hace suponer que With quería buscar el lugar indicado para depositar el cadáver.

El día 6 de abril, With le ordenó a Correa Belisle realizar un rastrillaje. Al preguntarle qué se estaba buscando, el coronel le contestó: “Un muerto”. “¿Qué?”, volvió a interrogar Correa Belisle, “Un muerto”, fue la respuesta de With.

Efectivamente, el capitán Correa Belisle encontró el cadáver en la ladera del Cerro Gaucho donde recientemente había sido depositado. Todavía no había sido atacado por las alimañas y ni siquiera por las hormigas de un gran hormiguero que se encontraba a 2 metros del cuerpo, según la observación de un soldado.

soldado carrasco funeral

Durante el hallazgo, With no permitió que el fotógrafo de la Policía Federal tomase imágenes de las huellas, aún frescas, del Unimog y del carro destinado a transportar la basura con el que seguramente se había trasladado el cuerpo a ese lugar. La Justicia nunca llamó a declarar al conductor del Unimog.

La muerte del soldado Carrasco, no fue una muerte cualquiera en un cuartel. Estuvo involucrado el Ejército. Cualquier persona podría haberlo asesinado, pero no cualquier persona podría ocultar su cadáver en el cuartel durante un mes. Con seguridad, soldados, sargentos o subtenientes no podrían hacerlo, pero sí podría hacerlo el teniente coronel With, como jefe del Grupo de Artillería y apoyado por Inteligencia Militar.

image.png

Transcurrieron 27 años de esta injusticia. Para ocultar esta ignominia, las Fuerzas Armadas optaron por entregar el Servicio Militar Obligatorio. Esto era algo políticamente muy importante para ellos, ya que con la tropa ocupaban el país cuando así lo dispusieran.

Los condenados ya están libres y rehicieron sus vidas. No sé dónde se encuentra el teniente coronel With pero me gustaría que públicamente exprese su verdad y de ser necesario se disculpe ante Ignacio Canevaro, Cristian Suárez y Víctor Salazar.

Caso Carrasco Ignacio Canevaro
Ignacio Canevaro.

Ignacio Canevaro.

Por Víctor Peláez, ex diputado nacional y autor del libro “Carrasco. El soldado que hizo historia”

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

64.432989690722% Me interesa
3.0927835051546% Me gusta
1.0309278350515% Me da igual
1.5463917525773% Me aburre
29.896907216495% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario