A horas del partido de la Selección se disparó la venta ambulante

Uno de los vendedores ambulantes contó a LMN que el furor son las casacas más pequeñas con el número de Messi.

El frío no da tregua y penetra hasta los huesos pero Julio Castillo está firme allí, tratando de obtener réditos de la fiebre mundialista. No será mucho el dinero pero puede ayudar a pasar el invierno.

Es uno de los tantos vendedores ambulantes del Valle que aprovechan la máxima cita para sacar algún mango extra. "Por suerte con la cercanía del debut creció un montón la venta de camisetas", contó el hombre, mientras una señora consultaba precios.

"El furor se da con las casacas más pequeñas con el número de Messi. Salen 300 y los padres las llevan mucho. Las grandes cuestan 400", detalló este laburante, muy conocido en la rotonda de Kennedy y Alem, en Cipolletti,

venta ambulante camisetas 01.jpg

El clima es un rival más complicado que Alemania... "Se pasa frío porque hay que venir bien temprano para que la gente vea las camisetas y nos quedamos hasta que oscurece. Hay que vender", explicó a la vez que de un puesto vecino le convidaban un mate.

Hay banderas, cornetas y hasta un camión con un estandarte albiceleste, en el que traslada la mercadería. Se despide del contacto con LMN a puro aliento: ¡Vamos Argentina, fuerza Messi!

Embed

LEÉ MÁS

La espera terminó: empezó el Mundial 2018

El Brujo local ahora saca "la mala onda" de la Selección

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído