J2 era el nombre oficial que le dieron cuando la descubrieron y comenzaron a estudiarla. En los últimos años se analizaba la menopausia de las cetáceas, ya que son las únicas que comparten esa etapa de la vida con las mujeres. Según expertos internacionales, esas investigaciones pueden arrojar datos clave sobre la evolución de los mamíferos.

“Ella es una de las pocas orcas residentes de las que no sabemos la edad exacta porque nació mucho antes de que comenzara nuestro estudio. La vi por última vez el 12 de octubre mientras nadaba hacia el norte (entre EE.UU. y Canadá) muy por delante de las demás”, dijo el científico Kenneth Balcomb al centro de investigación de ballenas. Y, con tristeza, la declaró muerta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído