A los perros les llegó la crisis

Por falta de lugar, en los hogares se imponen las razas pequeñas.

En Argentina, anualmente se registran 70.000 perros de más de 150 razas, en un país caracterizado por la vocación y el profesionalismo de los criadores, una actividad que no es considerada de elite aquí.

Los datos los aporta la Federación Cinológica Argentina (FCA), entidad fundada en 1963 "para contrarrestar el elitismo del Canning Club Argentino, donde ingresaban pocas personas", cuenta a Télam Néstor Frascino, director de la entidad.

Los argentinos aman los perros, y aunque falte espacio, siempre se les hace un lugarcito.

En la sede porteña de la Federación, la cuidada decoración recuerda que allí los protagonistas son los perros, presentes en cuadros, estatuillas y en la tarea silenciosa de quienes tienen a su cargo garantizar la inscripción de los animales.

Frascino es abogado y rememora los inicios, en la década del 60, de su pasión canina: "Comenzamos rescatando perros de la calle con mi esposa, hasta que nos regalaron un cocker inglés dorado y comenzamos a criar". Su historia es la de tantas personas que en Argentina se dedican a criar, sobre todo, bulldog francés e inglés, ovejero alemán, schnauzer miniatura, beagle, chihuahua, caniche toy, dogo argentino, golden retriever, shar pei, yorkshire terrier y dogo de Burdeos.

El listado se basa en las estadísticas de la FCA que muestran una tendencia, en los últimos 10 años, a tener razas más chicas. "Tal vez porque mucha gente no tiene lugar y quiere tener un perro que lo acompañe. No olvidemos que los argentinos somos una sociedad que ama los perros", analiza el profesional.

Linaje
El nombre de la organización, que tiene la función de mantener el registro genealógico de todas las razas, es esencial para encuadrar su acción.

"La palabra cinología viene del griego 'cino', que quiere decir 'perro', 'logía' es conocimiento y 'filia' significa 'amor'", explica Frascino.

Él considera que los criadores locales son natos. "En otros países es un hobby de elites, de clases medias altas, de gente que sólo quiere ganar dinero o exposiciones".

Insiste en que Argentina se distingue "porque nos gusta criar animales". "Es hermoso ganar en exposiciones, porque es una tarea que implica esfuerzo, sacrificio con sinsabores y satisfacciones.

Además,es costoso porque hay que invertir en veterinario, medicación, alimentación, cuidados. Pero vale la pena", asegura.

Según los registros de la FCA hay exposiciones caninas todos los fines de semana en algún lugar el país.

Este impulso generó que Buenos Aires sea sede, el mes próximo, de la exposición de la Sociedad de Intercambio de la Canofilia Latinoamericana (Sicalam), entidad cuya presidencia tiene Argentina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído