LMNeuquen Música

A través de la música, la Orquesta Confluencia se organizó para paliar el hambre

La pandemia puso en jaque muchos hogares y el grupo se organizó para que todos pudieran comer. La orquesta, creada en 2009, hace música desde sus casas.

Por Alvaro Nanton - nantona@lmneuquen.com.ar

"La pandemia cambió nuestro rol, antes nos centrábamos más en la música y ahora dedicamos gran parte a ayudar a las familias", tomó la voz Victoria Dellamaggiora, una de las dos directoras de la Orquesta Confluencia, que expuso "la crudeza del aislamiento": "Nuestra esencia está en ayudar a los barrios a través del arte, pero ahora tocó salir a buscar donaciones y alimentos, para que la gente pueda comer y no pasar frío".

Te puede interesar...

La profesora de música, de 33 años, está al frente de una de las dos sedes que tiene esta agrupación en el barrio Cuenca XV y describió: "Es un proyecto que nació en 2009 y creció muchísimo". Tras casi once años, este 2020 lo habían comenzado con poco más de 100 personas inscriptas, que iban desde los 5 años en adelante. "La gente de la ciudad se puede sumar, no importa la edad. El objetivo, casi central, es poder a ayudar a los niños y jóvenes en darse cuenta que hay un montón de salidas, de oficios y de estilos de vida", expuso Dellamaggiora.

Orquesta Coronavirus Música 01.png

"Somos un grupo muy grande y diverso. Actualmente estamos en dos sedes, ya que en el 2014 sumamos una en el barrio Bouquet Roldán", agregó la profesora y evaluó la realidad impuesta por el coronavirus: "Cuando empezó la pandemia, nos dimos cuenta que había gente que no tenía ingresos y que ya la estaba pasando muy mal".

Orquesta Coronavirus Música 05.png

En este momento, "toda la orquesta se volcó a ayudar a que todos los integrantes pudieran comer", y expresó: "Como la cuarentena perduró y perdura, la gente le sigue costando mucho conseguir trabajo, sigue sin poder asegurarle las comidas en el hogar y ahora se sumó el frío".

"Antes estábamos centrados más en la música y en los encuentros grupales, y ahora nos estamos dedicando una gran parte a ayudar a las familias ", se sinceró y aclaró: "Seguimos ensayando con los impedimentos que el aislamiento genera".

Orquesta Coronavirus Música 03.png

Lo que describió la profe de 33 años es que "hay por lo menos 12 familias en estado crítico", y otras más que "hay que darles una mano". "La realidad es que no solo pedimos alimentos no perecederos, porque el chico y las familias necesitan comer verduras y comidas frescas", agregó y pidió "una mano en lo que se pueda".

Orquesta Escuela de la Confluencia

LLAMADO A LA SOLIDARIDADNos cuidamos entre todos y todas #quedateencasa❤️ #cuidarteescuidarnos #orquestaconfluencia #cercadelejos

Posted by Orquesta Escuela de la Confluencia on Tuesday, May 19, 2020

La dinámica de la orquesta: el arte de la inclusión

En 2009, el Gobierno nacional lanzó el programa "Escuelas abiertas" y creó una orquesta en Neuquén con esta funcionalidad: atraer a los chicos a las centros educativos, armar un plano de contención y acercar a las distintas personas al arte. "Yo me sumé en 2018, pero día a día te das cuenta de que los chicos encuentran una salida en estos tipos de proyectos", agregó.

Desde el año pasado, la Orquesta pasó a formar parte del Consejo Provincial de Educación, a través la Escuela Superior de Música de Neuquén por medio del Proyecto de “Coros y Orquestas en los Barrios”. Esto había generado que, antes de la pandemia, dos de los cuatro ensayo mensuales se lleven a cabo en el auditorio que tiene la Escuela.

Orquesta Coronavirus Música 02.png

Las clases se desarrollan tres veces por semana. Un día se practica el instrumento, otro se aprende el lenguaje musical y el tercero, los sábados, es cuando se hace un ensayo general, en donde se turnan entre las sedes y el auditorio. "Este día es un gran momento, porque nos vemos las caras toda la orquesta, en donde además de tocar, merendamos y compartimos", enfatizó.

"Las personas que se van acercando, prueban cada uno de los instrumentos y cuando saben cuál les agrada, se ponen a practicar. En un momento, cuando generaron un compromiso y una vinculación, es cuando se les presta el instrumento en comodato", explicó Dellamaggiora, quien aclaró que "no había excusas para ponerse a practicar, ya que eran clases gratuitas y el instrumento te lo prestaba la orquesta".

Efecto pandemia: ¿cómo es ensayar online?

"Como te imaginarás, es muy difícil", respondió la directora. Lo que explicó fue que cada uno de los profesores se encargó de hablar con cada uno de los chicos y de encontrar la manera de hacerle llegar el material para que todas las piezas de la orquesta pudieran practicar.

"La idea es que las clases siguieran de la mejor forma que pudiéramos, al igual que los ensayos generales. Cada uno practica y en una fecha pactada, tiene que enviar un video con la parte que le tocó hacer. La profesora de Oboe, Maia Pacheco, es quien se toma el trabajo de editarla y conformar la pieza maestra", desarrolló Dellamaggiora.

Embed

"Además de todo esto, estamos buscando una escuela que sea sede, ya que la que había en Bouquet Roldán se bajo. Ese es un objetivo para cuando todo esto pase", agregó.

La creatividad quedó presente y, al parecer, la orquesta juega al rompecabezas, en donde cada uno debe hacer su trabajo, para que cuando se compagine quede la obra deseada. "Ahora vamos a practicar la de Piratas del Caribe", describió.

Más allá de que la pandemia no los pudo silenciar, gracias al aporte de las distintas donaciones y de la voluntad de todas las personas que están dentro de la Orquesta Confluencia "todas las personas pueden comer", pero es un día a día constante. "Espero que la gente pueda ayudarnos, porque la comida es algo elemental", concluyó.

LEÉ MÁS

Innovación neuquina: el dispensador "manos libres" de alcohol en gel

Una por una, las seis víctimas fatales en Neuquén

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario