Acusado de femicidio cayó huyendo a Chile a caballo

Javier Méndez tenía prisión domiciliaria y se fugó hace unos 40 días.

Neuquén.- Con una identidad falsa estuvo escondido y trabajando en el norte neuquino. Cuando los vecinos descubrieron su verdadero nombre y se enteraron de que estaba acusado por el crimen de su ex mujer, a la que roció con combustible en Centenario, fue tarde porque ya había escapado no sin antes robar una yegua y 28 mil pesos.

Tras una búsqueda en conjunto entre los efectivos de la Policía y los vecinos de la zona, que le siguieron el rastro, lograron detenerlo.

El sábado cerca del mediodía la Policía de El Cholar detuvo a Javier Segundo Méndez, acusado de asesinar a su ex mujer, Gladys Hernández, quien murió producto de las quemaduras, luego de agonizar más de dos meses en el Castro Rendón.

Méndez estaba prófugo de la Justicia desde mediados de marzo pasado, luego de que le dieran el beneficio de la prisión domiciliaria en la casa de su madre, por las heridas que registraba tras el incendio que él mismo provocó en agosto de 2015.

En las denuncias de los robos se describieron las quemaduras en las manos. Así lo vincularon al femicidio.

De acuerdo con la información a la que tuvo acceso LM Neuquén, Méndez falseó su identidad para conseguir trabajo en Las Ovejas.

"Consiguió como criancero, se hacía llamar Javier Muñoz, apareció en una casa con el nieto del dueño, pero cuando la gente que lo había empleado le dijo que se tenía que ir les robó plata, una montura, una yegua colorada y huyó", reveló un vecino de Huinganco que participó durante 6 días de la búsqueda del prófugo.

“La policía del Cholar es un orgullo. Llegamos a la comisaría, les advertimos que este asesino andaba por la zona y en 5 horas lo localizaron y detuvieron”. Vecino de Huinganco que participó en el rastrillaje

El mismo vecino relató a este medio que avisaron por la radio a la comunidad que en la zona entre Butalón Norte, Chara Ruca, Huinganco y Andacollo estaba el prófugo. Dieron sus características y una vecina logró identificarlo en el paraje Los Mallines.

"La persona que lo vio lo reconoció, le sacó conversación, ahí se ve que el tipo se dio cuenta. Hizo unos 500 metros y dejó atada la yegua colorada en un sauce y huyó a pie hasta que robó otro caballo dos días después", relató el lugareño.

El grupo de vecinos que rastrillaron desde Butalón hasta El Cholar en camioneta y auto por camino de ripio, identificaron el último rastro de Méndez en el paraje La Bacha.

"Una vez allí dimos aviso a la comisaría de El Cholar. Los efectivos lo encontraron en 5 horas y lo detuvieron", contó satisfecho el vecino.

Por otra parte desde la Policía indicaron que efectivos de las Comisarías 39 de El Cholar y 33 de El Huecú participaron de la detención.

"Fue detenido cuando bordeaba los ríos, no ofreció resistencia. Tenía prácticamente la totalidad del dinero robado", informó el comisario Enzo Millahual, director de Seguridad Interior de Chos Malal. El detenido fue puesto a disposción del departamento de Seguridad Personal para ser trasladado a Neuquén.

Hoy se espera que le revoquen el beneficio de la prisión domiciliaria y vuelva tras las rejas.

Le dieron prisión domiciliaria

Entró de madrugada

En agosto de 2015, Javier Segundo Méndez entró por la ventana con un bidón de nafta, roció a su ex y la prendió fuego.

La víctima murió

Dos meses después de la agresión, Gladys Hernández murió producto de las quemaduras, convirtiéndose en el quinto femicidio del 2015.

Lo acusaron y quedó preso

En diciembre fue acusado por homicidio agravado por el vínculo y detenido con prisión preventiva en al U11.

Su familia pidió por él

En enero de 2016, su defensa pidió prisión domiciliaria. Argumentó la falta de atención médica por las quemaduras que sufrió.

Se fugó antes del juicio

En marzo de 2016 el juez Mauricio Zabala ordenó la captura de Javier Segundo Méndez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído