El policía tuvo que ser atendido por los médicos de una ambulancia del hospital y luego fue internado por los fuertes golpes sufridos.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 6 de ayer, en el acceso Biló -el principal a Allen- y el cruce con la calle rural 4.

Al llegar al semáforo que hay en ese cruce, el uniformado violó la luz roja y cruzó sin siquiera tocar el freno de su Peugeot 207, según informaron a LM Cipolletti testigos del choque.

El auto conducido por el policía impactó contra el lateral derecho de un Renault Fluence que circulaba en dirección hacia Roca.

El uniformado, que cumple servicios en la Unidad Sexta, fue sometido inmediatamente al test de alcoholemia, que dio positivo.

El alcoholímetro de los inspectores de tránsito municipales marcó 1,58 gramos de alcohol en sangre, tres veces más de lo que indica la Ley Nacional de Tránsito como el máximo tolerable para manejar.

Los dos autos fueron trasladados a la Comisaría Sexta, donde quedaron secuestrados hasta que el juez de turno avance en la investigación y se compruebe qué grado de heridas presentan los ocupantes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído