Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en par

LMNeuquen cuarentena

Al flexibilizar la cuarentena, se reactivó el delito oportunista

En las últimas semanas crecieron los robos en la zona céntrica y el Bajo. Los delincuentes aprovechan el mayor movimiento en las calles.

Por Natalia Pérez Pertino/Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

Con la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el movimiento en las calles es más continuo y los delincuentes tienen la chance de camuflarse entre los ciudadanos para salirse con las suyas. Antes quedaban sumamente expuestos y por ello las estadísticas marcaban una importante baja en el delito. A dos meses del inicio de la cuarentena, los hechos delictivos se reactivaron y las denuncias crecieron en la provincia.

Te puede interesar...

En una entrevista con LMN, a través de un vivo de Instagram, el comisario general Miguel Jara, Superintendente de Investigaciones de la Policía del Neuquén, aseguró que en las últimas semanas notaron un incremento del delito en determinadas zonas de la capital provincial. Además, indicó que para muchos no es escarmiento no tener el permiso para circular y se animan a salir, con el riesgo de ser detenidos en un control.

“Al haber más gente en la calle, obviamente hay más delito. Al haber más vehículos estacionados se incrementa la posibilidad de tener oportunistas y, en este caso, hemos tenido algunos hechos vinculados a inhibidores de alarma”, detalló Jara, quien agregó que para ello son sumamente importantes las tareas de prevención.

Robos-oportunistas-en-la-cuarentena-3.jpg

“Desde la Dirección de Recursos se están asignando muchos a esas zonas a partir de un estudio diario que hacemos del delito y que nos permite ir viendo el incremento de estas actividades”, indicó en referencia a que al mediodía han tenido más hechos en el Bajo y el centro; mientras que en horas de la tarde-noche, los delincuentes atacan en los barrios. “Esto tiene que ver con el momento y la oportunidad que tiene el ladrón de tener una vía de escape rápida y también donde no haya sistema de cámaras”, sostuvo.

Este movimiento se contradice con las primeras semanas de la cuarentena, donde parecía que no volaba una mosca en las calles y para el delincuente era toda una hazaña salir. Así, los primeros en caer fueron los dealers y le siguieron los que atacaron comercios.

Robos-oportunistas-en-la-cuarentena-4.jpg

La Policía siguió trabajando a ritmo normal, pero con las medidas de bioseguridad en el marco del COVID-19 en controles y operativos. “Tenemos un promedio de 3/4 allanamientos diarios y la dinámica no ha parado. El trabajo no da la posibilidad de relajarnos y en este caso se sigue trabajando de la misma forma en el área investigativa”, expresó Jara y agradeció el compromiso de toda la fuerza por mostrar el “mejor ánimo”.

Robos-oportunistas-en-la-cuarentena.jpg

“Todo policía tiene miedo de contagiar a su familia”

Los profesionales de la salud, como los miembros de las fuerzas de seguridad son los más expuestos a contagiarse de COVID-19 debido a sus tareas en el frente de batalla. El superintendente de Seguridad expresó que su mayor temor es contraer el virus y llevarlo a sus hogares, de manera que afecte a sus seres queridos.

“El miedo que todo policía tiene es contagiar a su núcleo familiar, porque nosotros somos posibles transporte del virus a nuestras casas y ese es el mayor temor”, sostuvo en la entrevista con LMN el comisario general Miguel Jara.

Sin embargo, resaltó que están entrenados para enfrentarse con situaciones de riesgo. “Desde el punto de vista de enfermarse, en mi caso no tengo ese miedo”, indico, y afirmó: “Si tuviéramos miedo, quizás nos hayamos equivocado de profesión”.

Pese a su entrenamiento, se sabe que actualmente se trabaja mucho en la contención de los integrantes de la fuerza.

El último caso sospechoso de un efectivo neuquino, quien dio positivo en un primer testeo y en los siguientes dos arrojó negativo, puso en alerta a todos sus compañeros y dos comisarías. Es que su pareja, también policía provincial, se desempeña en otra unidad.

Ambas dependencias, las comisarias 17 y 21, fueron desinfectadas y se aisló preventivamente a nueve efectivos en total, incluida la pareja. Una vez que el policía fue confirmado como negativo, todos regresaron a sus tareas habituales, pero el riesgo y el temor a llevar el virus a las casas sigue latentes.

Cabe recalcar que hasta el momento solo una integrante de la fuerza neuquina contrajo COVID-19. Se trata de una policía que realiza tareas administrativas en la Comisaría de Las Lajas.

La última información brindada indicaba que había dado negativo a los últimos testeos, aunque se aguardaba su evolución para darle el alta definitiva. La efectivo, que está aislada en su hogar, es monitoreada por personal médico vía telefónica.

Recuadro-página-12-policiales.jpg

LEÉ MÁS

Fue filmado al robar $17 mil de un comercio y lo atraparon

Vecinos golpearon a ladrones en dos intentos de robo

El Chiqui y el Aldo pelean a muerte por el control del pabellón

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario