“Algunos no distinguen la ficción de la realidad”

El cantautor de canciones irreverentes regresa el sábado para despedir Los años locos, en el Centro Cultural Desafíos, desde las 21:30.

Yamila Rodríguez
rodriguezy@lmneuquen.com.ar

Neuquén. - Zambayonny, el autor de historias incorrectas y provocadoras, llegará el sábado, desde las 21:30, al Centro Cultural Desafío (Belgrano 46), con un show intimista, con el objetivo de recorrer las canciones más importantes de su carrera.
Antes de su presentación, el cantante reflexionó sobre sus antiguas composiciones y adelantó que ya trabaja en su próximo trabajo discográfico y que está a punto de lanzar su tercer libro. A pesar de que sus fanáticos critican duramente a Ricardo Arjona, Zambayonny explicó que no le disgustaría trabajar con él.
¿Qué vas a venir a presentar?
Estamos a mitad de la gira de Los años locos. El año pasado incluimos a Neuquén en la gira con toda la banda, y esta vez vengo a presentar un show más intimista, en donde voy a estar yo y mi guitarra, y a hacer un repaso de las canciones de los demás discos.
¿Estás trabajando en un nuevo disco?
Estoy escribiendo canciones para un nuevo disco que iba a salir a fin de año, pero también estoy haciendo un recopilado de todos los textos que escribo para el diario Tiempo Argentino de fútbol. No sé si saldrá el CD junto con el libro o directamente el año que viene, pero ya estamos haciendo las maquetas.
¿Con qué nos vamos a encontrar en ese disco?
En este momento estoy manejando muchas canciones, “veintipico”. Después hay que elegir doce o trece, y no sé cuáles pasarán la selección. Imagino que lo que va a quedar es una línea similar a Los años locos.
¿En qué te basás para escribir tus canciones?
Trato de hacer una mezcla de observación. Algunas vivencias mías, otras que me cuentan, y después trato de agregarle un plus de ficción. A mí me divierte mucho inventar en las canciones y no poner cosas personales, porque después si le escribís una canción a un amor que tenés, ella se va y te queda la canción asociada a ella. La verdad que no es algo en lo que me sienta cómodo.
¿Hay alguna temática que no tratarías?
Con los desaparecidos, por ejemplo, no hago bromas. No me interesa. Hay cosas que creo que fueron tan bastardeadas que se puede aportar a la confusión.
¿Alguna mujer se ha enojado con las canciones que componés?
Hay una frase de (Alejandro) Dolina que dice “un papanatas siempre encuentra motivos para ofenderse”. No lo dejaría sólo en el tema de las mujeres, hay personas que no distinguen la ficción, de una declaración pública o de una canción. Tienen a las canciones como si fueran la voz de un artista, y cuando van al cine no distinguen que el actor es un actor y que está leyendo un parlamento. Hay gente que se llevó comprensión de texto de cuarto grado y entonces le cuesta separar la realidad de la ficción.
Hay una diferencia entre tus primeras canciones y tu último CD, Los años locos. ¿Por qué se dio así?
Toda mi vida hice canciones con un estilo. Cuando decidí escribir canciones con malas palabras hice como 120. Del mismo modo, antes, durante y después, escribí otro tipo de canciones y voy mezclando, según las ganas que tenga.
Mis amigos, los que me conocen de toda la vida, saben que voy cambiando y que no me cuesta hacerlo, por lo que puedo hacer una canción apta para ser pasada por la radio y otras para cantarlas en un fogón con gente que no tenga ningún tipo de prejuicio. Los años locos es un disco muy diferente a los anteriores, de hecho fue nominado a los Premios Gardel como Mejor producción del año y perdimos con León Gieco. Hemos ido de una punta a la otra y por suerte hemos sido reconocidos también.
¿Cómo te definirías hoy?
En principio diría que soy un tipo que hace canciones y que le gusta que cada canción tenga una idea. Que elige no completar una canción con palabras como lo hacen otra bandas: con palabras que suenan lindo. A mí me interesa y me entusiasma que tenga una idea. Te puede gustar o no, pero sí cada canción intenta ser una unidad. Habla de esto, dice esto, trato de tener un entrelineado para que no solamente tenga una sola lectura.
Entonces, ¿es a propósito que cada una de tus canciones tenga más de una interpretación?
Si vos hacés una canción de humor que apela a la carcajada, lo más probable es que no la quieras volver a escuchar más, porque es como escuchar un chiste de nuevo. Trato de que no solamente apele a la carcajada, sino también que tenga otra cosa que sostenga el chiste.
¿Cuáles son autores que tenés como referentes?
Escucho canciones en castellano: (Joaquín) Sabina, (Joan Manuel) Serrat, Silvio Rodríguez, Jaime Roos, Agarrate Catalina, Tabaré Cardozo, todos cantautores que le dan importancia a la letra. También escucho The Beatles y estoy atento a las tendencias.
¿Cómo fue meterse en el mundo de la literatura?
A mí no me cuesta escribir. Como escribo canciones, también escribo cuentos, no es una cosa muy diferente de la otra. Y fue un honor y una cosa medio a contramano del mundo, porque mientras todos los textos nacen en formato digital, yo sacaba un par de libros en papel (risas). Saqué dos novelas, de hecho una fue seleccionada por el Ministerio de Educación, así que fue un honor. Cuando te metés en una novela, es un viaje diferente que te absorbe un poco de la realidad. Te metés en los personajes y el contexto que armás y necesitás unos meses. Con el que está por salir no fue así, porque son textos de fútbol y observaciones de lo mismo.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído