Antes de matarlo, lo obligan a beber agua hirviendo

Buenos aires. El brutal ataque que terminó con la muerte de Darío Badaracco va sumando capítulos cada vez más aterradores. El hombre, acusado del homicidio de Araceli Fulles, habría sido forzado a beber agua hirviendo antes de la agresión que le costó la vida la tarde del 7 de abril.

Badaracco, de 31 años, “sufrió la acción prolongada de agua hirviendo” mientras estaba tirado en el suelo dentro de la celda 766 del penal de Sierra Chica. Dos compañeros de celda, Rodrigo Emanuel Campos Verón (24) y Silvio Andrés Galeano Martínez (31), lo “atacaron con saña” y le produjeron quemaduras gravísimas en más del 50% del cuerpo. Principalmenteen la cara y la boca. De acuerdo a la autopsia, le tiraron agua hirviendo con una olla en gran parte del cuerpo. Luego, se la hicieron tragar. Finalmente fue trasladado al hospital de Olavarría, donde murió seis días después.

Te puede interesar...

“Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”, explicaron fuentes del caso, y agregaron: “Los dos acusados del crimen resultaron ilesos, apenas uno tenía una lastimadura”. Según indicaron las fuentes del caso, Galeano arrojó la olla de agua hirviendo sobre el torso y la zona inguinal de Badaracco mientras que, junto con Verón, lo golpeaban y pateaban.

Araceli Fulles fue encontrada sin vida 26 días después de haber desaparecido. La joven de 22 años apareció enterrada bajo una losa en el patio trasero de la casa del acusado, cubierta con cal. Badaracco fue detenido tres días después y en su vivienda se encontraron elementos compatibles con aquellos que utilizaron para torturar a la joven víctima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído