El clima en Neuquén

icon
14° Temp
37% Hum
La Mañana Justicia

Apareció el sátiro de la bicicleta: ¿dónde está?

Está en General Alvear, Mendoza, en pareja con una joven. Vive a solo tres cuadras de una escuela primaria y los vecinos ya acudieron a la Policía por temor. En Neuquén la Justicia analiza solicitarle las muestras correspondientes para incluirlo en el registro de violadores, trámite que olvidaron realizar cuando quedó en libertad.

A tan solo 500 kilómetros de la capital de neuquina en el departamento de General Alvear, en Mendoza, vive Luis Alberto Tello, más conocido como el sátiro de la bicicleta, que fue condenado por violar a las seis niñas en forma descarnada a fines de la década del 90 y cuando salió en libertad condicional en 2006, al mes volvió al reincidir.

Los especialistas explicaron que se dejó en libertad a “un psicópata sexual muy peligroso”, que no recibió ningún tipo de tratamiento durante los largos años que estuvo preso y cuando agotó la pena el 19 de marzo de 2016 y recuperó la libertad, la Justicia se olvidó de incorporar su muestra de ADN al Registro de condenados por delitos contra la integridad sexual.

Te puede interesar...

Ahora, analizan dar con Tello para tomarle la muestra, trámite que sí se podría realizar porque el hombre tuvo condena y además fue reincidente.

Hallazgo

En Historia del Crimen, publicamos en LM Neuquén (el 3 y 4 de abril pasado) los ataques, la investigación y las condenas que recibió Tello en esta provincia donde está catalogado por los especialistas como el primer violador serial de niñas de la Neuquén.

En una primera parte relatamos su primera caída y en la segunda entrega la reincidencia y liberación.

La historia dejó al desnudo que la Justicia había obviado incorporar su muestra al registro de violadores. Este dato fue confirmado por fuentes judiciales y habría intenciones de solucionar ese garrafal error.

satiro-de-la-bicicleta-escrache-redes.jpg

No obstante, la historia de Tello tuvo rebote en su tierra natal, General Alvear, a 5 horas en auto de Neuquén, donde los vecinos desconocían gran parte de su truculento pasado.

Fue así como varios vecinos, no solo se pusieron en contacto con este medio y hasta enviaron fotos de Tello, sino que además concurrieron a la comisaría 14 de Alvear donde pusieron al tanto a las autoridades que “se limitaron a decirnos que ellos no podían hacer nada porque no ha hecho nada por ahora”, reveló un vecino mientras que una vecina aseveró con enfado: “cómo no nos van a avisar a la comunidad que un violador reincidente de niños está entre nosotros a unas pocas cuadras de la escuela primaria”.

LMN, pudo comprobar que Tello está radicado en Alvear, utiliza su apellido materno, vive en la zona conocida como La Marzolina, trabaja haciendo changas y participa de una liga de fútbol de veteranos que organiza una entidad bancaria.

satiro-de-la-bicicleta-familia-01.jpg

Actualmente, convive con una joven con la cual tiene una nena y además su pareja tiene un nene de cinco años de una anterior relación.

De acuerdo a lo relevado, el papá del chiquito radicó una denuncia en la Policía de Mendoza ni bien dio con la publicación de LMN y descubrió quién era el padrastro de su hijo.

En la actualidad, se encontraría haciendo trámites con una abogada para que le hagan estudios a su hijo y además solicitaría la custodia porque considera que es un riesgo muy grande la situación en la que está su pequeño.

satiro-de-la-bicicleta-comisaria-14-alvear-mendoza.jpg

Vergüenza

La Justicia neuquina quedó en vergüenza al conocerse que semanas después de la liberación de Tello en 2016 se acordaron de pedir las muestras para incorporar su ADN al registro de abusadores.

Tello ni bien recuperó la libertad, se fue a vivir un tiempo a Añelo con un pastor, que era el único que lo visitaba en la cárcel, ya que su esposa y sus cuatro hijos que tenía en Neuquén, desde que lo detuvieron en 1998, no quisieron tener más vínculo con Tello.

Puertas adentro, muchos integrantes de la Justicia se agarran la cabeza. Otros, bajo reserva, confiaron que están tratando de reparar el error.

Si bien Tello está libre y ya pagó por sus delitos, “se lo puede ir a buscar y tomarle las muestras porque el registro es de agresores sexuales condenados y él estuvo condenado”, confiaron desde la justicia. El tema quema en el Poder Judicial por lo que en pocos días más podría haber novedades.

De rigor, tendrían que verificar la dirección de Tello y pedir el trámite vía exhorto a la justicia mendocina.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.7377049180328% Me interesa
1.6393442622951% Me gusta
0.81967213114754% Me da igual
2.1857923497268% Me aburre
89.617486338798% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario