Asaltaron a un cobrador cuando salía de un Topsy

El hombre trabajaba en un frigorífico y llevaba 35 mil pesos. Lo maniataron con alambre y lo dejaron abandonado en su auto, en la toma 7 de Mayo.

Neuquén.- Después de un trabajo de inteligencia previo, dos delincuentes atacaron a un cobrador de un frigorífico. Lo maniataron con alambre, lo encerraron en su auto y le robaron 35 mil pesos. Uno de los asaltantes fue detenido en una persecución con parte del botín.

El hecho ocurrió el lunes cerca de las 10:30, cuando el cobrador salía del supermercado Topsy de Belgrano y Combate de San Lorenzo.

Ya en la vereda, y a punto de subirse a su auto, fue atacado por dos delincuentes armados que lo redujeron, lo ataron con alambre y lo llevaron en su vehículo hacia la zona de la toma 7 de Mayo.
Ya con el dinero en su poder, los asaltantes dejaron al cobrador atado dentro del auto y huyeron rápidamente del lugar.

Un vecino que pasaba caminando junto al auto alcanzó a escuchar ruidos, rescató a la víctima y avisó a la Policía.

Según indicó el comisario Tomás Díaz Pérez, de la Dirección de Seguridad, los hombres lo habían seguido hasta el supermercado.

La Policía montó un operativo cerrojo en búsqueda de los delincuentes. "Se tomaron las características de los autores, hicimos cerrojo y los ubicamos, hay una persecución y otro ingresa en un domicilio", explicó el comisario en LU5.

Finalmente, uno de los dos ladrones fue capturado en una casa de la toma 7 de Mayo. Entre sus pertenencias tenía parte del dinero robado y la llave del auto del cobrador.

Según indicó el comisario Díaz Pérez, el detenido había salido hacía poco tiempo de la cárcel, donde ya había cumplido una condena. Pese a la búsqueda intensa que hizo la Policía, hasta anoche no había podido dar con el otro asaltante.

Inteligencia previa y golpes certeros

Ya está más que claro que los delincuentes hacen inteligencia previa para dar golpes certeros.
La semana pasada, dos empleados de Galver que se dirigían a un banco para depositar la plata de la recaudación fueron interceptados por cuatro delincuentes cuando cruzaban el Parque Central. Los delincuentes los rociaron con gas pimienta, los golpearon y huyeron con 78 mil pesos.

El jueves pasado, dos delincuentes armados entraron a una distribuidora de Plaza Huincul, golpearon a tres empleados y se robaron 60 mil pesos.

En 2014 dos hombres encapuchados y armados con revólveres habían asaltado al contador de una red de estaciones de servicio YPF cuando terminaba de realizar la recaudación por las diferentes sucursales. La suma robada en aquella oportunidad fue de 200 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído