El clima en Neuquén

icon
23° Temp
30% Hum
La Mañana Clarín

Atentado a Clarín: ya tienen los rostros de los agresores y buscan identificarlos

Se comparan esas imágenes con un programa de inteligencia artificial de la Policía Federal. No descartan que "sean un grupo minúsculo de características anarquistas".

Tras varias horas de trabajo, lograron identificaron los rostros de los sospechosos de perpetrar el atentado contra el Grupo Clarín, el cual tuvo lugar este lunes por la noche, cuando un grupo de unas nueve personas lanzó bombas molotov contra el acceso principal del edificio, ubicado en el barrio porteño de Barracas.

Con este avance, la Justicia comienza a tener pistas más concretas, según lo confirmaron fuentes de la investigación. Si bien, por ahora no les pusieron nombre y apellido a esas caras, sí lograron aislar imágenes y dijeron: “Están clarísimos”.

Te puede interesar...

Los rostros de los nueve sospechosos de tirar las bombas molotov al edificio de Clarín, de los cuales tres serían mujeres, se lograron conseguir por “las cámaras de seguridad del lugar y de los alrededores, y los pudieron captar sin capuchas y con las caras descubiertas”, explicaron las fuentes de investigación.

A partir de este resultado positivo, intervino el área de identificación de personas de la Policía Federal Argentina y ahora “se analizan las imágenes con un programa de inteligencia artificial que compara los rasgos con las bases de datos oficiales”. Según expresaron medios nacionales, tan buenos fueron resultados, que hay dos rostros que se ven muy nítidos.

Embed

En ese contexto, los investigadores de la Unidad Antiterrorismo de la Policía Federal, del Cuerpo de Investigación Judiciales (CIJ) y la Policía de la Ciudad “elaboraron un mapa móvil para identificar las vías de escape e ingresos a las zonas de operaciones, que fue la puerta del edificio del Grupo Clarín”.

“Cuatro de los agresores en dos motos de baja cilindrada pero no llegan a ver la patente”, dijeron las fuentes consultadas. Los últimos datos indicarían que sí lograron seguirles el rastro a esos vehículos hacia el Sur de la Ciudad de Buenos Aires cuando escapaban.

“Se fueron en dos grupos y con las cámaras de seguridad se intenta completar los recorridos que hicieron”, ampliaron y destacaron que será clave el informe de las antenas de celulares en la zona del ataque.

“Hay medidas de prueba que se están realizando, y hay más que se están analizando tomar”, esgrimieron las fuentes consultadas. Lo cierto es que los investigadores no descartan, como hipótesis primaria, que los agresores “sean un grupo minúsculo de características anarquistas, ya que no hubo una reivindicación pública del ataque a la sede del grupo de comunicación”.

En las filmaciones del ataque, que muestran toda la secuencia, se puede ver a los atacantes arrojar las bombas molotov sobre la vereda y el hall de entrada al edificio, provocando un principio de incendio. El diario Clarín informó que no se reportaron heridos ni daños materiales. En el edificio quedaron manchas de combustible y rastros del fuego.

Antentado. Clarín.

Por otra parte, el martes se encontró una huella en una de las botellas incendiarias, que se cruzó con la base de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper), Renar y Migraciones pero no arrojó ninguna coincidencia. Por ello, la enviaron a la delegación del FBI en Buenos Aires y también a un organismo chileno que tiene un registro amplio de Latinoamérica.

La investigación está a cargo del juez federal Luis Rodríguez, quien le dio intervención a la Unidad de Investigación Antiterrorista, por lo que las primeras investigaciones ya no quedarán exclusivamente a cargo de la Comisaría 4 D de la Policía de la Ciudad, donde reportaban los efectivos implicados en el asesinato de Lucas González.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario