"Bilardo fue el mejor técnico que me dirigió"

Carlos Alejandro Leone, el ex 1 neuquino cuenta su pasado y su presente.

POR GERONIMO SILVA / deportes@lmneuquen.com.ar

El nombre de Carlos Bilardo suena como una gloria distante para los amantes del fútbol de la zona, pero la historia parece estar más cercana cuando hablamos con Carlos Leone, el 1 que estuvo bajo los tres palos de Pacífico, Independiente, Centenario y Alianza, allá por los años 80.

“Me vieron jugando en un potrero de Córdoba con Lavalle, mi club de barrio, y me llevaron a Estudiantes cuando tenía 15 años”, recuerda sobre sus orígenes en el mundo de la redonda. “Ahí hice inferiores y debuté en 1971 cuando tenía 21 años contra Unión Española por semifinales de Copa Libertadores. Ganamos 2-1 y nos metimos en la final”, repasa acerca de su bautismo de fuego en primera.

Te puede interesar...

“La final la jugamos con Nacional (Uruguay) y ganamos 1-0 en La Plata, pero allá perdimos 1-0 la vuelta. En el desempate que se jugó en Lima, perdimos por 2-0 pero no jugué porque me lesioné en las prácticas”, comenta Carlitos.

Tras su debut, Leone se quedó con la valla del Pincha por varios años, hasta 1975 cuando le llegó el llamado de Racing, donde jugó hasta el 1976. En ese año su camino se cruzó con Bilardo, que lo llevó a Deportivo Cali entre 1977 y 1978.

p35-f01-Carlos-Alejandro-Leone.jpg

“Era obsesivo en su trabajo. Cuando volvíamos del entrenamiento y estábamos descansando pasaba con el auto y te tocaba bocina para llevarte a practicar. Te hacía tirar centros o practicar ese tipo de cosas toda la noche”, señala sobre su experiencia con el Narigón, a quien define como “el mejor director técnico” que lo dirigió.

Surgido de las formativas de Estudiantes, custodió la valla pincharrata desde 1971 hasta 1975. Pasó por Racing y luego por Deportivo Cali, a pedido del Narigón, para recalar en la región en la década del 80.

En 1979 regresó de Colombia para jugar en Atlanta de la B Nacional hasta 1983. “Jugué tres años a préstamo y no se podía jugar cedido más de ese tiempo. De Cali no me quisieron vender y acá no tenían plata para comprarme así que quedé fuera del mercado de pases en el 82 y estuve un año parado”. Pero Leone encontró en el infortunio una oportunidad que cambió su vida. “En 1983 me tentaron de Independiente y Carlos Ortiz (ex Cipolletti y Boca) me convenció de venir. Mi esposa consiguió trabajo acá y me sentí muy cómodo, así que no me moví más hasta mi retiro en 1991”, cuando tenía 41 años.

p35-f03-Carlos-Alejandro-Leone.jpg

“Seguí vinculado al deporte desde la Municipalidad y entrené arqueros en Patagonia e Independiente, pero hace unos años largué todo y me jubilé”. Sucedió que Carlitos encontró una motivación mayor que su amor por los tres palos y la pelota. “Ahora disfruto de mis nietos y me gusta mucho el mar, así que voy a Las Grutas con mi familia cada vez que puedo”, comenta sobre sus nuevas pasiones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído