Boca se llenó de gloria: al final, festejó por dos

Campeón. El año del Xeneize se dividió en un primer semestre en el que se quedó sin la Libertadores, y una segunda parte en la que llegó Carlos Tevez y pudo ganar el campeonato local y la Copa Argentina.

En una temporada con muchos vaivenes, el Xeneize no pudo cumplir su máximo objetivo, pero se quedó con el campeonato local después de cuatro años de sequía y conquistó la Copa Argentina por segunda vez (una final polémica) desde que se juega con el actual formato.
En consecuencia, se puede decir que fue un año ciclotímico para el club de la Ribera, dado que los humores de los hinchas cambiaron mucho durante el año. Pero como lo mejor pasó al final, el simpatizante se quedó con un gusto dulce. Sin embargo, evaluando todo este 2015, el equipo xeneize no pudo lograr su objetivo: la Copa Libertadores.

Con la contratación de Daniel Osvaldo como principal figura, Boca terminó con puntaje perfecto en su grupo durante la primera fase del certamen continental. Sin embargo, debido a la pobre campaña de River, tuvo que enfrentarlo en octavos de final.

Lo que pasó en los cruces de ida y vuelta es historia conocida. Triunfo 1-0 de River en el Monumental, con gol de penal de Carlos Sánchez, y suspensión cuando quedaba un tiempo en la cancha de Boca por el famoso gas pimienta que arrojaron "los hinchas" a los jugadores visitantes. Así, la Conmebol, en una decisión inédita, decidió eliminar de la competencia al conjunto de la Ribera y la llave quedó en poder del Millonario, que encima luego sería campeón tras 19 años.

El regreso más esperado

A mitad de año, Boca estaba puntero en el campeonato local y seguía en pie en la Copa Argentina. Osvaldo se fue del club, pero llegó un verdadero ídolo como Carlos Tevez, quien hizo olvidar todo lo sucedido en el primer semestre.

Con la presencia del Apache, los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena pelearon con Rosario Central y San Lorenzo el torneo local. En la anteúltima fecha, con el 1-0 frente a Tigre con gol de Fabián Monzón, el Xeneize se consagró campeón obteniendo su 25º campeonato local de la historia profesional.
Ya con el título asegurado, el Vasco apuntó todos los cañones a la Copa Argentina, donde enfrentó al Canalla en la final. Con un polémico arbitraje de Diego Ceballos, Boca se impuso 2-0 y consiguió dos títulos en una temporada que había empezado con el pie izquierdo.

Vasco único

El DT pudo revertir el tropiezo de mitad de año y ser el primer técnico en la historia de Boca en salir campeón como jugador y entrenador, saliendo de las divisiones inferiores, en los últimos 60 años. Y aunque el Xeneize no haya conseguido el objetivo principal, el hecho de haber terminado la temporada con la obtención de dos torneos en una semana hizo que su gente se sienta contenta e ilusionada con lo que viene: en principio, la Supercopa Argentina ante San Lorenzo y la Libertadores. Pero la alegría más grande del año fue, sin dudas, la vuelta de Tevez, que contagió y motivó a todos con su entrega dentro y fuera de la cancha.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído