LMNeuquen El Comedor

Bodega Familia Schroeder presenta un nuevo Deseado Extra Brut

El enólogo Leo Puppato da detalles del flamante espumante con marcadas notas patagónicas

Por @NicoVisne

Leo Puppato es mendocino, tiene en su ADN la viticultura como estandarte. Hincha de River fanático, el hombre por estos días sonríe como la imagen de un amanecer en pleno campo. Es el jefe de enología de Bodega Familia Schroeder y uno de los máximos responsables de la creación del espumante Deseado, uno de los hits más grandes del país en materia de burbujas.

Te puede interesar...

Charlamos sobre el nuevo integrante de la familia, el Deseado Extra Brut, cómo se vislumbra la cosecha 2020 y cuáles son las cepas protagonistas en este tiempo.

¿Qué características tiene este nuevo Deseado Extra Brut?

Es un espumante que a los ojos se presenta con un color amarillo pálido con destellos dorados, de burbujas muy finas y persistentes. En nariz es frutal y floral, intenso y elegante, con delicadas notas a pan y frutos secos. En boca es frutado, fresco, toque cítrico y herbal de buena acidez, cremoso y con un largo final. En su composición lleva 40% Chardonnay, 40% Pinot y 20% Sauvignon Blanc. El método de fermentación es Charmat.

¿Cómo te imaginas que serán los vinos y espumantes de la cosecha que se viene?

Si bien falta mucho por delante para la cosecha 2020 imagino que va a ser una linda vendimia en Patagonia. La brotación viene dentro de los tiempos normales y sólo hubo una pequeña helada en la zona, así que por ahora no hay daños en el viñedo. En general las bases de espumantes por elaborarse temprano, son mucho más estables y homogéneas año tras año. Desde que elaboro espumantes en la zona (ya 17 cosechas) han sido muy parejas y de buena calidad, manteniendo siempre la fruta y frescura que los caracteriza. Estamos año a año sacando nuevos espumantes para ser cada vez más competitivos.

leonador-puppato.jpg

¿Cómo ves la producción de vinos en la provincia?

Neuquén ha crecido mucho en calidad pero no tanto en cantidad porque con la crisis económica no se han plantado nuevos viñedos, inclusive algunos se han abandonado. Son momentos en los que hay que tratar de exportar todo lo que se pueda y para ello tenemos que adaptar vinos para cada mercado, en eso estamos. Hay que jugar en primera y para ello se necesita trabajar bien, cuidando todos los detalles.

¿Cómo acercamos más al consumidor a tomar vino?

Hay que hacer vinos que le guste a la mayoría, vinos fáciles de beber, no tan alcohólicos, frutales, accesibles en precio y para diferentes segmentos. Y además en diferentes envases y tamaños. Por lo general los vinos armados desde la enología, estructurados y complejos, no son los que después más se consumen en volumen. En nuestra bodega Familia Schroeder el ejemplo claro es Deseado, el espumante dulce natural que sin mayor complejidad, es el que más se consume, cerca de 600.000 botellas al año contra 15.000 botellas del espumante más complejo y de 12 meses sobre lías.

¿Cuál es el varietal protagonista de los próximos años para vos?

La variedad estrella es el Pinot Noir, sigue creciendo la demanda, el consumidor argentino empieza a descubrirla y es un varietal muy versátil con el que se pueden hacer muchos productos y cada uno con potencial, rosados, tintos jóvenes, reservas con madera, fermentados en barricas, blend y hasta cosecha tardía. La otra variedad que toma protagonismo, a mi parecer es el Cabernet Franc y en Patagonia por su ciclo de madurez se da muy bien.

LEÉ MÁS

Ezequiel González cocina en Bariloche A La Carta

Bodega Familia Schroeder obtuvo medalla de oro en una prestigiosa competencia internacional

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.5454545454545% Me interesa
75% Me gusta
11.363636363636% Me da igual
0% Me aburre
9.0909090909091% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario