Cada vez falta menos para poder frenar el alzhéimer

El uso de una medicina experimental controlaría la enfermedad.

zúrich.- Uno de los caminos que recorren la ciencia y sus respectivas investigaciones tiene un destino: la cura de enfermedades como el alzhéimer. Y, según parece, cada vez estamos más cerca de la meta. Ahora, una terapia experimental desarrollada por investigadores de la Universidad de Zúrich (Suiza) ha logrado reducir las placas de proteína tipo beta-amiloide asociadas al alzhéimer, reduciendo así el deterioro cognitivo de la enfermedad.

El nuevo tratamiento se basa en anticuerpos humanos que disminuyen la cantidad de proteínas beta-amiloide localizadas en el cerebro de los pacientes que padecen un alzhéimer leve, obstaculizando el avance del deterioro cognitivo en sus fases más iniciales.

Un grupo de estudio de la Universidad de Zúrich logró buenos resultados con enfermos leves.

Y es que estas proteínas en el cerebro tienen un papel crucial en el desarrollo de los síntomas del alzhéimer, favoreciendo la neurodegeneración o la disfunción sináptica. Así, con los primeros experimentos llevados a cabo con ratones con este nuevo fármaco experimental con aducanumab, los expertos han comprobado que efectivamente reduce los niveles de estos negativos depósitos de proteínas.

Los investigadores involucrados en el estudio se muestran optimistas de cara a emplear este anticuerpo, exponiendo que la dosis y la duración del tratamiento son esenciales para ver resultados. Así, en el ensayo con humanos, los expertos contaron con 165 pacientes con alzhéimer con un deterioro cognitivo leve y placas amiloides. Los participantes recibieron inyecciones mensuales de este fármaco o de un placebo durante 54 semanas, durante todo un año. Tras este tiempo, la presencia de la proteína se había reducido considerablemente en aquellos pacientes que habían sido tratados con el anticuerpo, viéndose de forma más palpable en los que habían recibido las dosis más altas de aducanumab. Sin embargo, los que habían sido tratados con placebo no experimentaron ningún cambio.

Se trata, sin dudas, de un gran avance. Al alzhéimer, hasta el momento, nada ni nadie lo detiene. Es una enfermedad progresiva, cruel, que, cuando llega, con el paso del tiempo se vuelve devastadora. Por eso, este medicamento experimental es una gran esperanza. Habrá que esperar a la realización de ensayos con una mayor muestra de voluntarios para confirmar el éxito de este tratamiento y si estamos ante lo que parece una cura para la enfermedad de Alzheimer. Es decir, si el final del camino está al alcance de los ojos.

El milagro de recuperar los recuerdos

Un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts reveló que es posible generar futuros tratamientos que reviertan los destrozos del alzhéimer en la memoria. Susumu Tonegawa, líder de la investigación, apunta a recuperar los recuerdos recientes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído