Cáncer de sangre: la mayoría se entera tarde

Según un estudio en 5 países, se descubre en etapas avanzadas.

Buenos aires. Cada 30 minutos se diagnostica un cáncer de sangre en Argentina, son quince mil nuevos casos por año. El sábado fue el Día Mundial de la Leucemia y en ese marco se presentó un informe que se hizo en cinco países de la región, incluido el nuestro, sobre cómo mejorar la atención de las leucemias, el mieloma y los linfomas. Es que quedó al descubierto que casi el 70% de la gente accede tarde al diagnóstico, lo que dificulta los tratamientos y en muchos casos es determinante en la evolución de la enfermedad.

El informe de la consultora KPMG relevó el trabajo de los centros de referencia en oncohematología de cada país para destacar 25 buenas prácticas y así contribuir a que todo el sistema de salud mejore. Varias de las medidas exitosas son de bajo costo y fácil implementación: mejor y más rápida detección, formación de especialistas, equipos multidisciplinarios y atención centrada en el paciente y su familia son algunos de los ejes que se destacan.

El informe “Mejorando el abordaje de las neoplasias hematológicas malignas en América Latina”, dice que en la región hay menos de un hematólogo por cada 100 mil habitantes y se estima que entre el 60% y el 70% de los pacientes con cáncer de sangre son diagnosticados en etapas avanzadas de la enfermedad. El tiempo es muy valioso y llegar tarde empeora el pronóstico.

cancer

El informe estudió Argentina, Brasil, Colombia, México y Uruguay. Analizó las mejores prácticas que se dan en 10 centros de referencia en oncohematología para proponer iniciativas que puedan ser replicadas por otras instituciones. Por Argentina participaron Fundaleu y el Hospital Universitario Austral.

“Muchas veces son pacientes que llegan por casualidad a una guardia, pero presentan un estado crítico que debe ser abordado inmediatamente por personal idóneo e iniciar un tratamiento específico cuanto antes. En Argentina, necesitamos más centros especializados, que estén mejor preparados para brindar atención de calidad a estos pacientes y que estén mejor distribuidos geográficamente”, dice Fernando Piotrowski, paciente con leucemia mieloide crónica y director ejecutivo de la asociación ALMA, organización que asesoró sobre el diseño y la revisión de los resultados del estudio.

Uno de los principales problemas es la falta de conocimiento y capacitación de los especialistas sobre estas patologías que conduce a un diagnóstico y pronóstico tardíos. Un aspecto cada vez más determinante son los testeos moleculares que se hacen tras la biopsia de médula ósea, para identificar qué tipo de alteración genérica presenta la enfermedad y así tomar las decisiones terapéuticas más acertadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído