Carlos Saggio: "La Selección estuvo lejos de fracasar"

Javier Cantarini

cantarinij@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Braian Toledo llegó a la final de lanzamiento de jabalina en Río 2016 y la noticia recorrió el país por el “gran logro”. La Selección argentina de fútbol alcanzó tras 24 años una final de Mundial y perdió ante la mejor Alemania de los últimos tiempos. Al año jugó la final de la Copa América contra Chile y cayó por penales. Y 12 meses después llegó a otra definición y volvió a perder desde los doce pasos ante los trasandinos. Sin embargo, el combinado albiceleste no es felicitado ni mucho menos por permanecer en el primer plano mundial, sino que la prensa local y la gran mayoría de la patria futbolera habla de fracaso.

Carlos Saggio, reconocido psicólogo neuquino que trabaja con deportistas de alto rendimiento, indica que es un error utilizar la palabra “fracaso” para logros como un segundo lugar y que se le puede adjudicar más a un hincha pasional que a especialistas en la materia. “El fracaso es una palabra que se la podría asociar a un equipo o deportista que estuvo lejos de sus posibilidades. Pero en una situación donde se pierde por penales una final, me parece exagerado usar ese sustantivo cuando fuiste mejor que todos menos que uno; entonces qué se puede decir del que salió ante último...”, aseguró el profesional que el viernes presentó su libro De la cabeza. Aspectos psicológicos en el mundo del deporte.

Es el autor del libro De la cabeza. Aspectos psicológicos en el mundo del deporte.

“Es, de algún modo, una declaración asociada al hincha, a lo emotivo, y no a lo racional. Propio de un hincha, pero no de un analista del deporte”, enfatizó Saggio, quien trabaja con el primer equipo de básquet Pedro Echagüe de Buenos Aires. La crítica constante y desmedida hacia futbolistas o entrenadores no se corresponde con lo que sucede en otros deportes donde se trabaja con otra tranquilidad. Sin embargo, hay un eje común entre los protagonistas de alto rendimiento, que es el espíritu competitivo. “Lo que se ve en jugadores de alto rendimiento es que son personas muy competitivas, que quieren ganar siempre, pero no a cualquier precio o de cualquier manera. Aceptan perder, no son personas que pongan excusas, aceptan cuando el otro jugó mejor, son capaces de separar el proceso de competir del resultado que obtienen”, analizó el autor.

En relación con los más chicos, señaló que no es negativa la idea de competir, aunque eso no se tiene que asociar a ganar. “El chico va a competir porque de algún modo en el competir hay mucho de placer y de satisfacción. Creo que desde el adulto hay que inculcar que el resultado no es lo más importante, pero el competir en sí mismo es placentero. El problema es cuando no se diferencia y lo único que importa es ganar”, finalizó Saggio.

El ingreso de Gaitán puede ser clave

Gustavo Alfaro. Entrenador de Gimnasia de La Plata

Hay que partir del concepto de que Messi no tiene reemplazante. Pero una demostración de jugar sin él la tuvimos en la Copa América, en la que Lio arrancó en el banco. Martino cambió estructura. Depende de lo que se quiera buscar.

Uno ve características, y de pronto a Venezuela le han expulsado un central y el lateral izquierdo. Por eso me da la sensación de que puede ser clave el trabajo de los extremos, y el ingreso de Gaitán es fundamental. Lo que sí, yo además pondría un punta que acompañe a Pratto, como Alario. Los mejores rendimientos de Pratto los tuvo cuando trabajó con doble nueve, arrancaba de atrás, hacía el desgaste y gracias a eso se lucía el otro atacante.

Resumiendo, yo me la jugaría con Gaitán y Di María por afuera y Pratto y Alario adelante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído