China se hace fuerte en el espacio y arma un laboratorio

China lanzó ayer su segundo laboratorio espacial, el Tiangong-2, un módulo de 10 metros de largo que constituye la primera etapa para una estación espacial permanente que orbite la Tierra y que se acoplará en octubre con la nave tripulada Shenzhou-11, cuyos dos astronautas pasarán 30 días en el espacio. El despegue se realizó desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Jiuquan, en el desierto de Gobi, donde el Tiangong-2 (de 8,6 toneladas de peso) partió a bordo de un cohete Gran Marcha-2F.

Los responsables del lanzamiento confirmaron que “la operación fue un auténtico éxito” y precisaron que el laboratorio alcanzó su órbita diez minutos después del despegue, donde desplegó dos paneles solares a los costados del módulo. Tras realizar las pruebas iniciales en órbita, a 380 kilómetros de distancia de la Tierra, el laboratorio se trasladará a una órbita más alta, a unos 393 kilómetros de la superficie, antes de que la nave Shenzhou-11 parta a mediados de octubre para acoplarse.

Los dos astronautas que viajarán en esa nave permanecerán en el Tiangong-2 durante 30 días y sentarán las bases para la estación espacial permanente que el gigante asiático planea construir alrededor del 2022. En tanto, en abril de 2017 la primera nave de carga china, la Tianzhou-1, será enviada al espacio para que se acople al Tiangong-2 a fin de proporcionarle combustible y otros suministros.

Con 10,4 metros de largo y 3,35 metros en su diámetro máximo, el Tiangong-2 es parecido al Tiangong-1, lanzado en 2011, aunque el espacio para habitar y sus instalaciones de apoyo de vida fueron mejoradas para permitir estancias más prolongadas de los astronautas (un mes en el espacio). Además, es capaz de recibir naves tripuladas y de carga.

Objetivos chinos
Explorar la Luna y también Marte

China empezó su programa espacial en 1992 y se convirtió en el tercer país, detrás los Estados Unidos y de Rusia, en enviar astronautas al espacio (hecho que ocurrió en 2003). El crecimiento es proporcional a la inversión y, de hecho, en 2017 los chinos lanzarán la sonda lunar Chang’e 5, que tiene previsto alunizar y retornar a la Tierra con muestras del terreno, y para el 2020 tiene pautado enviar un vehículo explorador a Marte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído