Cipo quiere ser poco Santo en la fortaleza tucumana

San Martín y Cipolletti pondrán en marcha en Tucumán, desde las 22, una serie histórica para ambos, poniendo en juego nada menos que un año de trabajo con Sebastián Pena en el banco del Santo y Ricardo Pancaldo en el del Albinegro.

Tucumán
San Martín y Cipolletti pondrán en marcha en Tucumán, desde las 22, una serie histórica para ambos, poniendo en juego nada menos que un año de trabajo con Sebastián Pena en el banco del Santo y Ricardo Pancaldo en el del Albinegro.

Aunque la serie se definirá el domingo a las 19 en La Visera, ambos técnicos entienden fundamental a los primeros 90 minutos de una serie desgastante, sobre todo para el Albinegro, que viajó más de 26 horas en micro, idéntica rutina a la que cumplirá apenas se marque el pitazo final en La Ciudadela.

Antes, deberá hacer su negocio en una plaza complicada, más allá del andar irregular de su rival que espera por una marco multitudinario para responder el gran momento de su clásico rival, Atlético, que el domingo volvió a Primera División con un título bajo el brazo.

Al tanto de todo, la delegación rionegrina subió al colectivo en la calle O' Higgins el domingo a las 22:30 y sobre las mismas butacas se fue buscando la forma a un once inicial que apuesta a recuperar definitivamente a Matías Sosa. Con él en plenitud, las chances para esta noche crecen ostensiblemente a partir de su jerarquía y la posibilidad de descansar en la tenencia de la pelota para quitarle presión a un San Martín que saldrá hecho una trompa para marca distancias.

Cipo cuenta en la llave con la ventaja deportiva por su mejor clasificación. Significa que ante igualdad de puntos y diferencia de gol, eliminará a su rival. De ahí la importancia de un buen resultado que altere los estados de ánimo de uno y otro lado para el fin de semana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído