El clima en Neuquén

icon
19° Temp
33% Hum
LMNeuquen Alimentos

Cómo aprovechar el tiempo para organizar la heladera y el freezer

Una correcta ubicación de los alimentos permite encontrarlos con mayor facilidad y hacer un uso más adecuado.

Después de tantas semanas de confinamiento, ya no quedan demasiados espacios para ordenar dentro del hogar. Quienes ya hayan organizado escritorios, armarios y cajones pueden enfocar su energía en la heladera y el freezer, dos espacios del hogar que suelen quedar relegados en las tareas de limpieza, pero que cumplen una función fundamental en tiempos de aislamiento.

Además de la ventaja estética que puede generar una heladera ordenada, lo cierto es que organizar los alimentos dentro de este espacio permite sacarles mayor aprovecho. Si cada artículo está en su sitio, será más fácil visualizarlo y usarlo con antelación. También, se podrá evitar que algunos productos se echen a perder por no estar ubicados en el sector adecuado.

Te puede interesar...

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es la ubicación de los alimentos. Como los lácteos y carnes requieren de más frío que el resto de los productos, se aconseja colocarlos en los estantes superiores. La leche, por ejemplo, debe estar en la parte más alta de la heladera y no en la puerta, ya que allí se puede cortar su cadena de frío con las constantes aperturas.

Con el paso del tiempo, al comprar este electrodoméstico se adquieren también algunos organizadores, como las hueveras o cajones para verduras. Se aconseja agregar otros contenedores plásticos para separar, por ejemplo, los artículos que se usan sólo en el desayuno, los fiambres o los aderezos. Si bien Una correcta ubicación de los alimentos permite encontrarlos con mayor facilidad y hacer un uso más adecuado. Cómo aprovechar el tiempo para organizar la heladera y el freezer existe una gran variedad de recipientes en el mercado, se aconseja utilizar los envases de plástico transparente, que permiten observar con rapidez lo que hay dentro de cada uno de ellos.

Para guardar sobras de comida, se aconseja utilizar tuppers de buena calidad. Los más recomendados son los de vidrio que llevan una tapa con cierre hermético. Es importante verificar que los recipientes sean aptos para el freezer y, de tener uno, para el lavavajillas. Con tuppers de diferentes tamaños se podrán organizar mejor las comidas preparadas que se guarden en la heladera.

Los organizadores aconsejan también rotular todos los recipientes para poder saber qué hay dentro de cada envase sin necesidad de abrirlo y revisarlo. También proponen tomarse un tiempo al regresar del supermercado para no guardar los alimentos tal como se sacan de la góndola, sino acomodados en base a las necesidades y la rutina de la familia. En tiempos de aislamiento, también se aconseja desinfectarlos.

Con el paso de los años, el freezer se convirtió en un dispositivo fundamental para organizar la alimentación hogareña. Con algunos trucos, es posible sacarle provecho para estar siempre surtidos de todo tipo de alimentos, ya que cualquier de ellos se puede congelar para ser utilizado después.

heladera-2.jpg

Por lo general, se aconseja congelar los alimentos en porciones, que permitirán aprovechar más las preparaciones. Se pueden utilizar las cubeteras de hielo para freezar los tucos o salsas, que se pueden descongelar luego por porción. Lo ideal también es rotular todos los productos para saber exactamente en qué momento se colocaron dentro del freezer y si aún es posible consumirlo. Cada alimento tiene una duración determinada que se puede consultar antes de usarlo para una preparación.

Dentro de lo posible, se aconseja congelar los alimentos lo más frescos posibles. Es decir, no hay que dejar pasar mucho tiempo entre que se compra el artículo y se lo coloca dentro del congelador. Por otro lado, se recomienda no freezar preparaciones calientes: es mejor dejarlas enfriar antes de guardarlas para evitar que alteren al resto de los alimentos.

Algunos productos, como el pan, se pueden congelar tanto crudos como cocidos. Sin embargo, se aconseja blanquear todas las verduras antes de meterlas en el congelador. Una buena alternativa es tener cebolla, morrón, espinaca o brócoli ya cortados y separados en distintas bolsas para poder incorporar a distintas preparaciones cuando sea necesario.

En el almacenaje, se aconseja utilizar tuppers o bolsas aptas para el freezer que permitan ver el contenido con facilidad. Lo mejor es quitar todo el aire posible de las bolsas y dejar al menos dos centímetros entre el alimento y la tapa del envase, ya que los productos suelen expandirse una vez que se congelan.

VENTAJAS

  • Más fácil visualizar los productos.
  • Usar con antelación a su vencimiento.
  • Conservar de forma segura cada tipo de alimento.

LEÉ MÁS

Una época atípica que permite recuperar la comida casera en familia

#Yomequedoencasa: receta de pan integral sin amasado

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario