Como en su casa

Juampi González se presenta hoy en Casino Magic con Soltero. Antes, el estandapero habló de su fuerte relación con esta ciudad.

Juampi González, el comediante que triunfa en las redes sociales con su personaje de Alessandra Teapoya, llegará hoy a las 21 a Casino Magic (Planas 4005) con su espectáculo Soltero, que ya fue visto por más de 50 mil personas. Juampi adelantó que su show -que ya presentó en otra oportunidad- ha cambiado mucho. “En la primera parte la gran protagonista es el personaje de Teapoya (parodia a la sexóloga Alessandra Rampolla), que es completamente interactiva, y después están los monólogos en donde hablo de la soltería en general”, explicó el actor.

El estandapero nació en Mendoza, se crió en Comodoro Rivadavia, más tarde en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y durante su adolescencia se mudó a Neuquén, en donde aún conserva muchas amistades del Colegio Confluencia y el club Independiente.

“Mi viejo es petrolero y viví tres años en Neuquén, los últimos tres de secundaria. Comúnmente digo que soy de Neuquén porque allí es donde tengo a mis mejores amigos, por lo que vuelvo bastante”, reveló Juampi.

“Cuando fui a Neuquén venía de vivir en Bolivia, por lo que significó mi regreso a Argentina. Las similitudes que tengo no son de cosas muy lindas, por ejemplo, Comodoro y Neuquén son dos lugares muy secos y de mucho viento, y cuando te criás en un ambiente así te acostumbrás, así que me sentí otra vez en casa”, agregó.

Embed

Las entradas pueden adquirirse en Saturno Hogar (Alcorta 261), Vía Ticket o el casino.

El humorista aseguró que tiene muy lindos recuerdos de la ciudad. “Jugaba al básquet en Independiente, mis mejores años baquetbolísticos los dejé ahí (risas). Allí tuve mis primeras salidas al boliche, a la matiné de Space o Ticket, en donde tenías que convencer al patovica para que te dejara pasar. Tuve la suerte de que a los 16 años medía 1,90 y entraba fácil”, recordó.

Despegue

Cuando sólo le faltaban unos cuantos finales para recibirse de ingeniero, se animó a hacer talleres de comedia. Es que siempre le gustó hacer reír a los demás, lo que lo llevó a ser considerado el payaso del grupo. Fue así que descubrió que su lugar en el mundo estaba arriba de los escenarios, haciendo reír a la gente.

“Llegó un punto en el que me dije ‘a quién le quiero mentir, no me voy a dedicar a la ingeniería’, y me metí de lleno en el stand up. Toda la vida me gustó hacer reír, y subirme al escenario y provocar carcajadas con los chistes que yo había escrito fue una locura”, finalizó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído