LMNeuquen Pacheco

Con ingenio y pasión, los Pacheco la reman fuera del agua

Los cipoleños idearon una máquina para entrenarse. En septiembre, tenían previsto su segunda incursión mundialista.

Imaginando una nueva participación mundialista, que este año los iba a llevar hasta Noruega, los hermanos Carlos y Hernán Pacheco habían planificado un invierno distinto en Cipolletti. Complicados en cuanto a horarios laborales para ir a remar hasta el río en época de baja temperatura, habían ideado una máquina para seguir con la rutina en el garaje o en la entrada al taller comercial “Llantas Cipolletti”, sostén de la familia.

Sin embargo, la pandemia lo arruinó todo, pero no mermó las ganas ni la pasión por el deporte al que siguen, aún afuera del agua.

Te puede interesar...

“Cuando estuvimos en Europa nos encontramos con una máquina de estas características en el Mundial. Los profesionales pasan dos horas diarias en el río y después le meten rutina en la máquina. Están a otro nivel, pero ahí se nos ocurrió a nosotros”, relató Hernán.

Así fue como pusieron manos a la obra junto a Carlos y sacaron la única mini serie de 3 unidades. “La tercera fue para un amigo que la quiso comprar. Él anda en moto, pero la vio interesante para entrenarse en su casa”, explicó entre risas uno de los hermanos.

Por sus ocupaciones, nunca pensaron en fabricarlas con fines comerciales. “Ya tenemos suficientes con nuestras obligaciones de todos los días. Lo nuestro es esto”, señaló Hernán en el taller que pudo reabrir sus puertas a fines de mayo, cuando comenzaron a flexibilizarse cuestiones comerciales en Cipolletti por el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por la pandemia.

-> Todo casero

El ingenio popular argentino llevó la adaptación de distintos elementos a la máquina. Rulemanes, caños estructurales, sogas y ruedas ideadas para portones corredizos se transformaron en una perfecta embarcación.

“Nuestras rutinas en el río son de 75-90 minutos. Acá te puedo asegurar que a los 40 no das más”, confió Carlos. “La máquina es muy buena para corregir la técnica, el movimiento de los brazos y te lleva a hacer mucha más fuerza”, describió.

Así, en los tiempos muertos (generalmente después del almuerzo), los Pacheco encuentran huecos en la vida diaria para seguir cerquita de su máxima pasión, más allá de que el 2020 haya sido un año perdido en búsqueda de los objetivos planteados.

Como parte de las flexibilizaciones aprobadas para la práctica de deportes en Cipolletti, desde el 14 de julio, los remeros locales pueden concurrir al río para efectuar sus rutinas en el agua.

Pese a las bajas temperaturas, hay muchos practicantes por la tarde, sobre todo los fines de semana, cuando la Isla Jordán se convierte en la escapada preferida de los vecinos. A partir de la creación de la máquina, los hermanos Pacheco continuarán alternando las presencias en el río Negro con los minutos de remo sobre el nuevo aparato

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

16.666666666667% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
16.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario