Con la Saviola gacha: un regreso que no fue el esperado

La ansiada vuelta del Conejo resultó una decepción pese al apoyo del DT. ¿Sigue?

Mauricio Reina
reinam@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
A River le duele la Saviola con el Conejo en cancha. El delantero millonario finalmente regresó al club de sus amores a principio de temporada, tras unos largos 14 años en el fútbol del exterior, pero no pudo recuperar aquel viejo cariño que supo forjar con el hincha en los comienzos de su carrera.

Saviolita sabía que no le sería fácil reconciliarse con el público de River. Además, el rendimiento que mostró en cancha sorprendió a propios y extraños, lamentablemente para el equipo de Núñez, de manera negativa.

Si bien quien ahora lleva la camiseta número once no regresó en el mejor momento de su carrera, su aclimatación a la dinámica del fútbol criollo se dilató más de lo pensado.

Más allá de aquella jugada paradigmática frente a Vélez en la que falló un gol prácticamente hecho frente al arco, Saviola se mostró, en general, errático con la pelota en los pies, con apenas destellos de la velocidad que un día lo caracterizó y enemistado con el arco rival. Algo que a lo largo de lo partidos no supo revertir y que, a su vez, pareció pesarle cada vez más.

A pesar de que, de a poco, fue encontrando un poco más de contacto con el balón, no pudo traducirlo frente a la red. "Tiene 300 goles, eso nadie lo dice. Es impresionante lo que hizo y es más que suficiente. Ojalá tuviera lo mismo que él o un cuarto de eso. Ahora no la está metiendo, pero es un goleador", dijo su amigo Pablo Aimar hace algunos días ya desde el retiro bancando la dura actualidad de Javier Pedro.

A lo largo de este torneo, Gallardo sólo dispuso del ex Hellas Verona como titular cuando paró equipos alternativos por el torneo local o en contadas oportunidades cuando ya fuera Mora o Alario no se encontraban en condiciones de jugar, y lejos estuvo de pelearle el puesto a los habituales titulares.

En su última participación por el torneo local, el Conejo hizo poco en apenas 45 minutos en cancha frente a Newell's y el DT pareció haberle soltado la mano. El Muñeco salió a bancarlo públicamente en más de una oportunidad pese a la sequía goleadora, le otorgó minutos y lo mantuvo siempre entre los considerados del plantel, pero pese a todo esto la paciencia pudo haber llegado a un límite.

En el entretiempo frente a la Lepra, le dio salida por el juvenil Casquete (que tampoco rindió) y explicó el cambio con un escueto: "Fue táctico".

Las próximas -y últimas- expresiones del Conejito dentro de la cancha serán claves para comenzar a dilucidar su futuro con la banda roja en el pecho. Amigarse con el arco, sin dudas, será una de las claves para retomar un poco de la confianza que necesita para demostrar por qué es el jugador que merece la 9 titular de River e irse definitivamente y sin matices, con el mote de ídolo que vino a buscar.

Casos similares

Pablo Aimar
Llegó tras 14 años, no pudo con las lesiones y dijo basta.

Gabriel Milito
Volvió al Rojo en 2011 pero ya no fue el de antes.

Roberto Ayala
Regresó para jugar en Racing, pero le fue mal y se retiró.


FRASES
"Tiene 300 goles, eso nadie lo dice. Es impresionante lo que hizo y es más que suficiente. Ahora no la está metiendo, pero es un goleador".
Pablo Aimar El amigo de Saviola lo bancó desde el retiro.

"Me hubiera gustado que marcara. Está negado con el arco, ojalá que se le abra por su bienestar. Tiene recorrido, no es un chico. Debe mantener la tranquilidad".
Marcelo Gallardo Tras el increíble gol errado en cancha de Vélez.

Tevez, la contracara en la vereda de enfrente

Buenos Aires
Aunque se trata de dos jugadores que se encontraban en distintas épocas de sus carreras al momento de sus regresos, es imposible no trazar un paralelismo entre Carlos Tevez y Javier Saviola.

En el momento en que Boca hizo oficial la vuelta del Apache, River mostró los dientes con el Conejo como una suerte de respuesta.

El Apache llegaba luego de una temporada brillante con la Juventus siendo campeón de la Liga y la Copa en Italia y llegando a la final de la Liga de Campeones; mientras que los últimos pasos del Conejito en el Viejo Continente, por el contrario, lo encontraron con mucha irregularidad en su condición futbolística. Sin ir más lejos que en los últimos 2 años de residencia en Europa pasó por tres clubes en distintos países: Málaga (España), Olympiacos (Grecia) y Hellas Verona (Italia).

Las divergentes realidades entre ambos se materializaron en el país, y la intención mediática de encontrar semejanzas entre ellos quedó truncada de forma inmediata. Carlitos se coronó con Boca como figura del equipo en el torneo y Copa Argentina; del otro lado, el Conejito no hizo pie en el fútbol argentino y sólo lo respalda el buen presente del equipo del que forma parte.

Caliente
D'Onofrio: "Que Sánchez me lo diga en la cara"

El presidente de River se mostró molesto con el volante ya que, según sus palabras, el uruguayo les había confirmado que se quedaba. "Por Sánchez tuvimos reuniones y lo estoy esperando al jugador, porque él acordó con nosotros. En base a los números, no dijo que se quedaba. Me saludó emocionado, quiero que me diga en la cara que ese abrazo que me dio es mentira", disparó. Caliente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído