Con Messi en cancha, Barcelona aplastó a la Roma

De esta forma se clasificó matemáticamente como primero de grupo para los octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol.

El Barcelona prolongó hoy su espectacular momento de forma y se clasificó matemáticamente como primero de grupo para los octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol al vencer por un explícito 6-1 a la Roma con Lionel Messi y Luis Suárez como estrellas.
El argentino y el uruguayo firmaron un doblete cada uno, mientras Adriano y Gerard Piqué completaron una goleada que reflejó fielmente lo que fue el partido en el Camp Nou. Edin Dzeko, ya en el descuento, hizo el único tanto de la Roma.

Embed


El encuentro fue un paseo triunfal para el Barcelona, que ahora mismo parece un gigante ante cualquier rival. Ganó 4-0 el sábado en el Santiago Bernabéu y la Roma fue el siguiente equipo en probar su medicina. Esta vez con Messi como titular por primera vez desde el 26 de septiembre, cuando sufrió una lesión de ligamentos.
Suárez adelantó al conjunto de Luis Enrique a los 15 minutos en una jugada coral que terminó con una asistencia de Dani Alves para que el uruguayo empujara a la red. Fue un aperitivo en comparación con el siguiente tanto.
Tres minutos después llegó una maravilla que nació del talento de la llamada "MSN" -Messi, Suárez y Neymar-, una triangulación de estudio de arquitectura. La pelota llegó a los pies de Messi, quien superó a Szczesny con su habilidad característica. Toda una belleza de gol.
Para entonces, a la Roma sólo le quedaba rezar. Si el equipo italiano tenía un plan, éste quedó aplastado por el juego del Barcelona, irresistible casi para cualquiera. Su centro del campo siempre encuentra soluciones porque cada jugador se mueve y ofrece líneas de pase. Y luego es capaz de acelerar la jugada cuando llega al área. Una receta conocida pero imparable, como se ve.
El Barcelona cerró el partido y la goleada un minuto antes del descanso. Esta vez no fue producto de una jugada colectiva, sino de una acción individual. Suárez conectó una espectacular volea y el balón entró como un obús en el arco de Szczesny. Asunto resuelto.
Nada cambió en la segunda parte. La Roma seguía persiguiendo sombras y el Barcelona no aflojaba. Y llegaron otros dos tantos azulgranas en medio de la diversión de todo el Camp Nou.
A los 56 minutos, Messi cedió para que marcara Piqué. Y cuatro minutos después, Messi completó su doblete al aprovechar un rechace de Szczesny.
A partir de ahí, el Barcelona se dedicó a buscar el gol de Neymar, el único jugador de la "MSN" que no tenía tantos. Y la tuvo a los 76 minutos, con un penal cometido sobre él mismo, pero Szczesny lo paró. El balón fue a Adriano, quien convirtió el sexto.
El arquero alemán Marc-André Ter Stegen se sumó a la fiesta azulgrana al parar un penal a los 82 minutos lanzado por Dzeko. Hasta eso le salió bien al Barcelona. El atacante bosnio maquilló el resultado final con un tanto en el descuento, un gol testimonial.
Fue lo último destacable de una noche que sirvió para confirmar el momento de excelencia que atraviesa el Barcelona, un equipo que en estos momentos es una máquina de hacer fútbol y destrozar rivales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído